Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

Profesores de Elche avanzan hacia el aula virtual sin cables

La Universidad Miguel Hernández está decidida a dar el adiós al encerado y a enterrar la tiza. Así se lo han propuesto los profesores de Bioquímica, Jesús Sanz y José Villalaín, que han desarrollado un sistema inalámbrico para conectar ordenadores portátiles y unir a profesor y alumno. "No es una realidad, sino un primer paso y la demostración de que es posible", indica Villalaín.

La experencia consiste en desarrollar un sistema en el que, a través de ordenadores portátiles, el alumno y el profesor estén en contacto sin necesidad de cables. Una tarjeta individual de cada alumnos permitirá acceder mediante cualquier ordenador a la materia y demandar información al profesor.

"El principal problema en la asignatura de Bioquímica se produce a la hora de explicar cómo interactúan determinados elementos, cómo se dibuja un péptido o la hélice de ADN, es que contamos con soportes en dos dimensiones", como la pizarra o las transparencias. Con el ordenador se permite una tercera dimensión, fundamental para el dibujo y los diseños de las moléculas. El sistema inalámbrico permite ser utilizado no sólo en el aula, sino en los laboratorios o en las pruebas de campo, apunta Villalaín.

El acceso a los terminales es el principal problema. "En nuestro departamento sólo disponemos de unos 20 computadores", pero no hay duda de que las asignaturas no presenciales y la tecnología inalámbrica será una realidad, asegura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de junio de 2003