Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lladró reducirá sus costes un 20% tras registrar pérdidas en 2002

Lladró tendrá que ajustarse el cinturón este año. La empresa valenciana de figuras de porcelana necesita "recuperar competitividad" según explicó un portavoz y para ello trabaja para definir un plan con el que pretende reducir sus costes un 20% durante este ejercicio. La decisión ha tenido como detonante que las ventas de la empresa se estancaran el año pasado y que el resultado final del ejercicio arrojara por primera vez números rojos. Pérdidas "ligeras" que la empresa no precisó.

Lladró explicó que su negocio se ve afectado por el complicado escenario económico internacional (el 90% de su facturación procede de la exportación) y, mencionó la situación creada tras el 11 de septiembre, la guerra en Irak y la neumonía asiática, según recoge la agencia Europa Press. También hizo hincapié en el perjuicio que ha supuesto para sus resultados la devaluación del dólar -la moneda en la que vende el 70% de sus productos- frente al euro y el aumento de los costes. "Hay mercados en los que no subimos precios y en los que estamos teniendo incrementos salariales del 4% o el 5% cada año", argumentó el portavoz de la firma de porcelanas.

Ante este escenario, la firma valenciana estudia un recorte de "gastos indirectos", que supondrá, por ejemplo, la externacionalización de algunas actividades no relacionadas con su actividad principal de producción y venta. El plan también supondrá un recorte de plantilla que Lladró defiende que afectará a las "áreas no clave" y de apoyo.La reestructuración de plantilla afectará a las áreas de apoyo, que la firma define como "indirectas"y al empleo temporal. El portavoz de la empresa aseguró que los "sacrificios" en la plantilla serán "los mínimos" y que la reducción de costes no "se centra" en el recorte del número de trabajadores, aún por concretar. En la actualidad Lladró emplea a 2.372 trabajadores, 2.020 de ellos en España y el resto en los distintos puntos del mundo en los que está presente. La firma argumentó ayer que los trabajadores son su "activo", un elemento "clave" para la compañía.

El responsable de UGT en Lladró, SA, una de las empresas del grupo, Alfredo Benedito, aseguró ayer que harán "todo lo posible por mantener los puestos de trabajo". El responsable sindical explicó que el comité de empresa no ha recibido ninguna comunicación oficial por parte de la empresa sobre sus intenciones y que en la reunión que mantuvieron este lunes fueron informados de las "ligeras pérdidas" registradas en 2002.

Lladró facturó el año pasado 160 millones de euros, uno más que en 2001 (año en el que sus ventas bajaron un 17%). Una estabilización del volumen de negocio que estuvo acompañada de un incremento de los costes y deuna menor recaudación por la depreciación del dólar. En 2002 la firma también realizó un esfuerzo inversor, ya que apostó por potenciar la apertura de tiendas propias -pasó de contar con 12 en 2001 a cerrar el año pasado con 21- en ciudades estratégicas. A finales del año pasado, por ejemplo, inauguró su primer establecimiento propio en París, un espacio de 136 metros cuadrados distribuidos en dos plantas y en el que invirtió 474.000 euros. En Estados Unidos, uno de sus principales mercados junto a Japón o el Reino Unido, cuenta con nueve de estos establecimientos. El año pasado explicó su intención de añadir hasta 50 nuevos establecimientos propios en los próximos años.

En conjunto, la firma valenciana de porcelana exporta sus figuras a 123 países. Tras completar el año pasado la retirada de sus productos de 5.500 puntos de venta detallistas en su decisión de aumentar la exclusividad de la marca, está presente en la actualidad en 3.961 establecimientos y cuenta con filiales de comercialización en nueve países.

Optimismo en la evolución

La firma valenciana de porcelanas recordó ayer que sufrió y superó los ciclos recesivos vividos en los años 80 y también en los 90 y se mostró optimista en su capacidad para superar la situación actual.

Por otro parte, el consejero de Economía y Empleo, Vicente Rambla, a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa en la que ofreció los datos del paro de mayo, aseguró no haber recibido por el momento ninguna comunicación por parte de la empresa sobre un proceso de reconversión o de extinción de contratos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de junio de 2003