Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

'Playboy' se tapa a los 50

La revista reestructura contenidos al llegar al medio siglo

Puede ser otro signo más de los nuevos tiempos conservadores que corren por Estados Unidos o una simple reacción comercial para ampliar el mercado. Pero lo cierto es que Playboy, la revista que destapó como iconos sexuales a Marilyn y a Madonna, entre otras muchas mujeres, el magazine que ha marcado a tantas generaciones en todo el mundo con sus estéticos desnudos, ha decidido remozar su imagen y sus contenidos con motivo de su 50º cumpleaños. Y, casualmente o no, ha empezado por poner algo más de ropa a sus observadas conejitas. El nuevo director dice que no quiere echar por tierra la conocida apuesta por el nudismo de la publicación, que se edita en 19 países, entre ellos España, y que disfruta en Estados Unidos de una circulación de 3,2 millones de ejemplares. Pero sí ve necesario, al menos, un lifting.

Los resultados económicos del último ejercicio de la compañía Playboy Enterprises Inc., que se acaban de conocer, no han sido negativos. Las ganancias en los primeros tres meses del año 2003 han superado los 74 millones de dólares, con un incremento del 12% con respecto al mismo periodo del curso anterior. Pero la mayoría de esos ingresos provienen ya de la página on line y de la red televisiva. La copiada revista, fundada en 1953 por el ahora idolatrado y anciano Hugh Hefner cuando sólo contaba 27 años, necesitaba algunas actualizaciones.

Los festejos del 50º cumpleaños durarán hasta finales de 2003. Será en noviembre, coincidiendo con el mes en que se lanzó el primer número, cuando se edite un monográfico especial para los quioscos y los millones de fans. Más tarde, ya en enero de 2004, se celebrará el concurso nacional para encontrar a la mejor conejita del país tras una larga fase de selección previa que ha empezado por todos los Estados de la Unión.

Pero, ¿cómo será el nuevo Playboy? Los ejecutivos de la revista se plantearon esa y otras preguntas el pasado otoño. Creían que tanto ellos como sus lectores habían crecido demasiado. Hefner, el fundador, sopló hace unos días las velas de sus 77 años en su lujosa mansión californiana escoltado por las 150 primeras espectaculares aspirantes de todas las nacionalidades y prototipos a la playmate dorada. Fue entonces cuando animó de nuevo "a cualquier vecina de la puerta de al lado", rubia, morena o pelirroja, a presentarse al certamen para encarnar el epítome del sueño que dice llevar buscando estos 50 años. No se quiso mojar más.

James Jaminsky, el nuevo director, está estos días de gira promocionando el nuevo invento de Playboy, que define como "similar en sustancia pero distinto en estilo", y con algo más de ropa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de mayo de 2003