Reportaje:MUJERES

Las primeras de las listas

Son cientos las mujeres que encabezan este año las listas en las elecciones municipales y autonómicas que se celebran hoy. Sólo en capitales de provincia y ciudades de más de 100.000 habitantes, 60 políticas van en los puestos de salida de un total de 267 candidaturas. Es decir, representan un 16% del total. En las autonómicas, la representación disminuye, y sólo cinco de las 57 candidaturas las encabeza una mujer. Pero la presencia femenina en los primeros puestos de las listas electorales parece cada vez más significativa. De hecho, hay municipios como Rubí (65.000 habitantes; Barcelona) o Velilla del Campo (9.200 habitantes; Madrid) en los que su próximo regidor tendrá sin duda nombre de mujer, ya que todas las candidaturas las lideran mujeres.

"La presencia de mujeres en los primeros puestos es muy importante porque demuestra que se las elige para representar al conjunto, a la totalidad"
El tipo de iniciativas para resolver los problemas de la mujer (malos tratos, empleo y conciliación de vida laboral y familiar) delatan políticas de uno u otro color

Otros lugares, como Madrid, donde Esperanza Aguirre (PP) encabeza la lista a la presidencia de la comunidad, o Ceuta, donde Antonia Palomo lo hace para el mismo cargo, serían las primeras mujeres en ese cargo caso de resultar vencedoras.

Las listas electorales no son más que el reflejo de un año en el que los temas de la mujer han sido protagonistas. 2003 es el año en el que los asesinatos de mujeres a manos de sus cónyuges han aumentado un 63%, en el que un informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha puesto de manifiesto el desamparo legal en que se encuentran las víctimas de la violencia doméstica. También es el año en el que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desvela que la discriminación salarial por razón de género en España es casi el doble de la media europea (28%). Y el año en el que se ha votado en el Congreso de los Diputados una Ley Integral Contra la Violencia de Género, que el PP rechazó frente al apoyo de toda la oposición, para más tarde introducir medidas como la ayuda de 100 euros mensuales a mujeres trabajadoras con hijos menores de tres años.

"Es una apuesta muy importante desde la perspectiva de políticas de la mujer porque demuestra que se elige a mujeres para representar al conjunto. Marca una confianza en que nosotras podemos representar nuestros intereses y los de la totalidad", dice Ángeles Yagüe, cuyos adversarios más directos para estas elecciones son José Bono (PSOE) y Adolfo Suárez Illana (PP), ya que se presenta como cabeza de cartel por Izquierda Unida (IU) a la presidencia de Castilla-La Mancha.

No es casualidad que los temas de mujeres de este curso parlamentario hayan sido malos tratos, desempleo y conciliación de vida laboral y familiar. Según la candidata del PSOE a la presidencia de Cantabria, Lola Gorostiaga, "la violencia doméstica, el paro y la precariedad tienen nombre de mujer". En su opinión, y tras una dilatada carrera política, "se llevan a cabo pocas políticas que ayuden a la mujer a incorporarse al mundo del empleo. Es necesario incrementar la política social, como, por ejemplo, planes de apoyo que incluyan redes de escuelas infantiles de cero a tres años, centros de día para mayores o teleasistencias y servicios de ayuda a domicilio... En definitiva, políticas para los más pequeños y los ancianos, que son los más dependientes y cuyos cuidados recaen sobre las mujeres. Al mismo tiempo es necesaria una Agencia para la Igualdad de la Mujer en el Empleo", dice.

En los programas de todas las candidatas aparecen ésos como los principales problemas de la mujer a resolver. Sólo la manera de afrontarlos o el tipo de iniciativas para paliarlos indican la afiliación política. Mientras las candidatas de izquierdas plantean soluciones que pasan por profundizar en las políticas sociales, como dar asistencia a los colectivos más dependientes, como niños y ancianos, y contruir casas de acogida, las líderes de derechas apuestan por políticas más asistenciales, como convenios con ONG para atender a mujeres maltratadas o cheques escolares que ayuden a pagar guarderías a las madres.

"Aparte de los 100 euros que da el Gobierno, tenemos el cheque escolar, una ayuda para pagar las escuelas infantiles. Porque hablar de mujeres es hablar de familia", dice Rosario Casado, candidadata del PP a la alcaldía de Albacete.

"Nosotros apostamos por los cheques escolares para quienes no tengan plaza en guarderías públicas y tengan que ir a una privada", explica Pepa Luzardo, candidata del PP a la alcaldía de Las Palmas. "No me planteo construir guarderías, las nuestras las gestionan empresas privadas y van mejor. Me planteo potenciar el cheque escolar: es mejor y más fácil ampliar la partida presupuestaria que tener que esperar a que se haga un edificio y habitarlo", agrega.

Horarios hechos por hombres

"Yo he tenido que sacrificar a otra mujer, a mi madre, para poder realizar mi carrera política y desarrollarme como persona. Me separé de mi marido y me quedé con dos hijas a mi cargo. Me resultaba imposible hacerlo sola porque los horarios de los políticos están hechos por hombres y adecuados a lo que tradicionalmente han sido sus obligaciones y responsabilidades". La que habla es Pepa Frau Ribes (PSOE), alcaldesa de Gandía (68.000 habitantes) desde 1991 y candidata a las elecciones.

Ella, como la mayoría de las candidatas, considera que no tiene por qué haber diferencia entre un gobierno liderado por un hombre y otro liderado por una mujer pero señala, también como la mayoría, que el hecho de que los puestos de poder estén ocupados por mujeres garantiza una mayor sensibilidad hacia los temas que le atañen. "Un ejemplo es que en los años que llevo gobernando hemos creado un Centro de la Mujer para todo tipo de orientaciones: jurídicas, laborales...; tenemos unos horarios de guardería sumamente flexibles: de siete de la mañana a nueve de la noche; tenemos un Plan de Igualdad de Salarios integrado por asociaciones de mujeres, sindicatos y empresarios... No sé si un hombre se hubiera preocupado tanto por estos temas o hubiera priorizado de esta manera que, al fin y al cabo de eso se trata en política, de priorizar", dice. En otros pueblos como Rubí, existen ya figuras como las mainaderas, especie de niñeras a domicilio, o el compromiso de un Pacto Local de distribución del tiempo, que pretende llegar a acuerdos con la administración, las empresas y los comercios para que adapten los horarios, al menos un día a la semana, a las necesidades de las trabajadoras. Según su alcaldesa, Nurua Buenaventura, ya hay experiencias de este estilo en Italia.

"Sin duda cada vez somos más las mujeres que vamos ocupando puestos de poder", apunta Juana Balas, candidata de IU en Velilla del Campo, "pero dudo mucho que haya candidatos que entre mitin y mitin vayan a comprar el pan y la carne como hice yo ayer".

Candidatas del partido feminista Plazandreok de San Sebastián, vestidas de sufragistas, en un acto dedicado a Clara Campoamor la semana pasada.
Candidatas del partido feminista Plazandreok de San Sebastián, vestidas de sufragistas, en un acto dedicado a Clara Campoamor la semana pasada.JESÚS URIARTE

Candidaturas sólo con nombres de mujer

AL MENOS HAY tres listas sólo de mujeres que concurren en estas elecciones. En Boturrita (450 habitantes), un pueblo a 20 kilómetros de Zaragoza, las mujeres han decidido tomar la iniciativa. Tras constituir hace dos años una asociación cultural para coordinar actividades, que hoy cuenta con 115 socias, su presidenta, Rosa María Ortilles, encabeza la lista del PSOE (actualmente sin representación en el municipio), y, tras ella, una carnicera, una granjera, varias amas de casa, y así hasta completar una lista de nueve mujeres. "Es la primera vez que voy en una candidatura", dice Ortilles, "pero era una cuestión de pura necesidad. La gestión de la actual alcaldía, dirigida por el PAR, al que acude con una lista de todo hombres, es nefasta. No tenemos ni un servicio de autobuses en condiciones viviendo a 20 kilómetros de la capital, las mujeres no encontramos trabajo en el pueblo, y mientras los hombres están en la contrucción, nosotras en casa. El medio rural ya es duro de por sí, pero es que nadie hace nada por facilitarnos las cosas; por tanto, lo tendremos que hacer nosotras", explica.

En Velilla de San Antonio (9.200 habitantes; Madrid), donde las tres candidatas a la alcaldía son mujeres, una de las listas las forman exclusivamente mujeres. Es la de IU, con Juana Balas a la cabeza. "Todo surgió por casualidad. Mientras íbamos de viaje empezamos a pensar en la lista para las elecciones. Fue el actual cabeza de lista de IU, Pablo de la Fuente, quien al ver que sólo salían nombres de mujer dijo: "¿Y por qué no una lista sólo de mujeres?". Y respondí: Yo no me atrevo a tanto. Quizá porque soy mujer. Pero lo propusimos y lo votamos en asamblea y salió por unanimidad. Así que somos 13 mujeres más tres suplentes".

En San Sebastián, y a la vanguardia del movimiento feminista, se presenta Plazandreok, fruto de la unión de dos asociaciones feministas de la ciudad. "No queremos políticas asistenciales. Queremos lo que es nuestro, nuestros derechos. Que mi puesto de trabajo le salga más barato a una empresa no me interesa; se trata más bien de que los sindicatos cumplan su cometido, también con los derechos de las mujeres. Para ello pensamos que había que pasar de los movimientos sociales a la política activa", explica la cabeza de lista Asun García.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 24 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50