ELECCIONES 25M

Gallardón critica la "inexperiencia" de la candidata del PSOE y ésta le reprocha que aspire a La Moncloa

Fue un debate -el segundo y último entre los tres candidatos a alcalde de Madrid- bronco. En los estudios centrales de la cadena SER, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), Trinidad Jiménez (PSOE) e Inés Sabanés (IU) insistieron en los argumentos, proyectos y promesas que desde el inicio de la campaña -incluso, desde la precampaña- han venido repitiendo.

No hubo ideas nuevas, pero sí ataques distintos, por lo menos en las formas. Jiménez echó en cara a Ruiz-Gallardón que llevase en sus listas a Ana Botella que, en un libro de cuentos, había destacado que la Cenicienta recibía malos tratos sin rechistar.

Ruiz-Gallardón ironizó de nuevo sobre el proyecto socialista de poner semáforos en la M-30 y sobre la "ignorancia enciclopédica" de Jiménez sobre Madrid, mientras la candidata socialista acusaba a su oponente del PP de "intentar entrar en la carrera sucesoria" hacia La Moncloa utilizando el Ayuntamiento como herramienta. Jiménez le recordó que Enrique Tierno Galván, del PSOE, "cuando llegó a la alcaldía, el único currículo que traía era su plaza de profesor de filosofía, pero aportaba ilusión, ética y principios".

Por su parte, Inés Sabanés, de IU, insistió en la necesidad de "volver más humana y más social" la capital y acusó, a su vez, al candidato popular de haber permitido durante sus ocho años al frente del Gobierno regional que se perdiese suelo industrial en la ciudad. Las dos candidatas de izquierda criticaron la gestión del PP al frente del Ayuntamiento. Ruiz-Gallardón se defendió, precisamente, con datos sobre su gestión al frente de la Comunidad de Madrid durante ocho años.

Ruiz-Gallardón, en este debate, no lanzó tantos guiños de complicidad a Sabanés como ocurrió en el anterior de Telemadrid. Prefirió centrarse en atacar a Jiménez y ésta le respondió con dureza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de mayo de 2003.