Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tany sólo dormirá en prisión cuatro noches a la semana

Escolta para la mujer, que goza de semilibertad

Teresa Moreno Maya, la gitana recientemente indultada por el Consejo de Ministros, abandonó a las 9.30 de ayer la prisión de Alcalá-Meco, tras concederle Instituciones Penitenciarias el régimen abierto. Sólo tendrá que ir a pernoctar cuatro días a la semana al centro Victoria Kent (antigua cárcel de Yeserías), en tanto acaba de cumplir la condena que le resta y se tramita oficialmente el indulto. "No sé si llorar, reír o gritar", dijo Tany, que no podía ocultar su felicidad por recuperar la libertad, nada más abandonar el penal de Alcalá-Meco, donde ha vivido desde el 24 de octubre. Ese día ingresó en este centro para cumplir la condena de 14 años, ocho meses y un día que recayó sobre ella por matar de un tiro a su compañero sentimental, el también gitano Vicente Molina, en abril de 1995. Ante las advertencias formuladas contra ella por varios familiares de su compañero sentimental, el difunto Vicente Molina, el alcalde de Rivas, Fausto Fernández, ha ordenado a su Policia Local que recoja cada mañana a Tany y que posteriormente la traslade cada noche al centro penitenciario. "La Policía Local de Rivas la acompañará allí por la tarde y la recogerá por la mañana para que no corra ningún riesgo en ese trayecto. La seguridad aquí la damos cada uno de los vecinos, que somos su garantía", explicó Fernández. "Que me dejen vivir y criar a mis hijos en paz", dijo Teresa, por su parte, sin ocultar que su deseo es seguir residiendo en este municipio. Miembros de la PlataformaCiudadana por el indulto de Tany acusaron al Ayuntamiento de Rivas de acaparar todo el protagonismo en el acto de ayer, después de que se les negara estar presentes junto a Tany en la posterior conferencia de prensa celebrada en el centro cultural Federico García Lorca. Adela Tena, integrante de la plataforma y de la asociación de mujeres Clara Campoamor, impulsora de la campaña pro indulto de Teresa Moreno, explicó así el incidente: "Cuando nos hemos ido a poner en la mesa nos han dicho que nosotros no, que era sólo del Ayuntamiento; el protagonismo, para ellos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de mayo de 2003