Robert de Niro afronta el reto de meterse en la piel de un arzobispo

El actor rueda en Málaga la película 'El puente de San Luis Rey'

El actor estadounidense Robert de Niro compareció ayer en Málaga ante los medios de comunicación para presentar la película que rueda en estos días en la ciudad, El puente de San Luis Rey. El actor, que huyó despavorido de la prensa en la presentación del filme organizada el pasado 4 de abril en Madrid junto con su compañero de rodaje Harvey Keytel, se desquitó ayer desvelando, más sereno, algunas explicaciones de la superproducción, de la que también se grabarán secuencias en otras ciudades españolas.

Más información

La comparecencia fue fugaz, pero al menos De Niro mantuvo un tono relajado y hasta bromeó en español expresando su deseo de "ir en burrotaxi"- una atracción turística propia de Mijas, uno de los pueblos de la Costa del Sol-. El actor neoyorquino, que ya ha rodado algunas secuencias de la película en Segovia y Toledo, lleva en Málaga desde el pasado domingo, grabando exteriores en la céntrica Plaza del Obispo, convertida para la ocasión en una plaza limeña. También, el actor Harvey Keytel ha pasado por la ciudad, y la semana próxima se espera el desembarco de Kathy Bates, otra de las protagonistas de la cinta.

De Niro explicó que había decidido participar en el proyecto porque leyó la novela de Thornton Wilder (del mismo título) en la que se inspira la película y le gustó. "Además, me atraía la idea de trabajar con la directora, Mary Mc Guckian, una profesional muy buena en su oficio, que sabe lo que hace y logra sacar lo mejor de nosotros", añadió la estrella. En esta ocasión se meterá en la piel del arzobispo de Lima, un personaje que le parece "muy interesante".

La presencia del equipo de El puente de San Luis Rey en Málaga se extenderá al menos una semana más. "Aún quedan por rodar escenas en el Teatro Cervantes -ocupado esta semana por el Festival de Cine Español de Málaga- y en el Jardín Botánico-Histórico de la Concepción", señaló Rocío Verde, de la Málaga Film Office, organización que ha facilitado la cesión de escenarios naturales en la ciudad.

De Niro no compareció solo ante la prensa. Junto a él estuvieron la directora de la película y varios actores, como Murray Abraham, que representa en el filme al virrey español, Geraldine Chaplin -que será una vieja abadesa aunque aseguró en tono de broma que había peleado por otros papeles más favorecedores-, Pilar López de Ayala, que hará el papel de Camilla Villegas, una actriz de la época, y la directora, Mary Mc Guckian, que desveló el porqué de que Málaga hubiera sido escogida como base para el rodaje.

"Una historia compleja"

"Mi hermano, que es uno de los productores, está casado con una malagueña, y conocía bien desde hace muchos años algunas localizaciones", explicó la directora, que alabó la novela en la que se basa la superproducción hispano-británico-francesa: "Se trata de un libro precioso, con una historia muy compleja y lleno de personajes interesantes", dijo.

También desveló Mc Guckian que el ramillete de estrellas que protagoniza la cinta -la próxima semana se unirán a la troupe Kathy Bates y Gabriel Byrne- está en la película simplemente porque ella hizo una lista con sus actores favoritos "y se me concedieron todos mis deseos".

La película cuenta la investigación que desarrolla un fraile sobre la vida de cinco personas que murieron en el hundimiento de un puente en Perú en 1714. El escenario natural para la escena del hundimiento se localizará también en Málaga, en el paraje natural de El Chorro, donde se montará un puente colgante trucado para que esté sujeto en el suelo que después se hará volar por obra y gracia de una maqueta. Otro lugar que se transformará para esta cinta será la monumental Plaza de Toros de Antequera, que pasará por un coso limeño.

Robert de Niro durante el ensayo del filme <i>El puente de San Luis Rey</i>, en Málaga. 

/ EFE
Robert de Niro durante el ensayo del filme <i>El puente de San Luis Rey</i>, en Málaga. / EFE

Curiosos y perjudicados

El rodaje de El puente de San Luis Rey no ha dejado indiferente a casi nadie en Málaga. Mientras que el entorno de la céntrica plaza del Obispo, donde han grabado esta semana algunas secuencias de la película, se llenaba diariamente de curiosos intentando cazar algún autógrafo de los actores, los propietarios de cuatro bares de la plaza se veían impedidos para aprovechar el aluvión de potenciales clientes, dado que el desembarco del equipo les obligó a mantener sus negocios cerrados durante 15 días. Los empresarios han solicitado una indemnización por lucro cesante de 9.000 euros a la productora del filme, pero ésta no ha dado aún contestación.

Entre los cientos de figurantes malagueños que estos días se hacen pasar por limeños del siglo XVII está la parlamentaria andaluza de Los Verdes, Inmaculada Gálvez, que ha tenido que pedir permiso a la Cámara para participar en el rodaje.

La Comisión del Estatuto del Diputado del Parlamento Andaluz responderá afirmativamente el próximo miércoles a la petición de la diputada, que ha anunciado que piensa donar a una ONG los 30 euros diarios que percibirá por meterse en la piel de una campesina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 03 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50