Reportaje:FÚTBOL | Liga de Campeones, vuelta de los cuartos de final

"Entendería que nos echaran"

Puyol asume la gravedad de la eliminación del Barça, en riesgo cierto de quedarse sin jugar torneo europeo por primera vez

"Si deciden echarnos a todos y fichar a otros 24 jugadores, debemos entenderlo y respetar la decisión porque, en cuatro años, hemos tenido la oportunidad de ganar títulos sin conseguirlo" La frase de Puyol resume la constatación del fracaso y el estado de abatimiento en que sumió al Barça su eliminación de la Liga de Campeones, competición a la que se agarraba como a un clavo ardiendo para salvar una de sus peores temporadas. La afición y las fuerzas vivas del barcelonismo, hartas del nefasto cuatrienio, consideran insostenible la situación y demandan la convocatoria urgente de elecciones a la presidencia. La posición del equipo es de lo más delicada. Eliminado a las primeras de cambio de la Copa y en los cuartos de final de la Liga de Campeones, figura el 12º en el campeonato español.

Le quedan ocho jornadas al Barcelona para salvar los muebles. Está nada menos que a 14 puntos de los puestos que clasifican para la próxima Liga de Campeones -el empeño es utópico, según admitió ayer De Boer- y también tiene difícil alcanzar el sexto puesto, que sirve para disputar la próxima Copa de la UEFA. En estos momentos le separan cinco puntos y varios equipos de por medio de ese objetivo mínimo. La tesitura es inaudita, tanto que el club azulgrana podría quedarse fuera de las competiciones europeas por vez primera desde que fueron instauradas, hace 50 años. Sin embargo, para eso tiene en la recámara la posibilidad de participar en la Copa Intertoto, una competición de tercera fila que sirve de repesca para la Copa de la UEFA.

La curva descendente del Barcelona empezó hace cuatro temporadas. A la Liga obtenida con Louis van Gaal en 1999 le han sucedido una serie ininterrumpida de fracasos. El balance es desolador: ningún título en las 13 competiciones disputadas en esas campañas. Y eso a pesar de que se han invertido más de 200 millones de euros en la contratación de 16 jugadores.

La sequía de éxitos se inscribe en una profunda crisis institucional que pasó por la dimisión de seis vicepresidentes; que prosiguió con la del presidente, Joan Gaspart, el pasado febrero, y que ha desembocado con la sorprendente asunción del poder por parte de Enric Reyna, que en 2000 era un vocal más de la junta. Reyna inicialmente prometió unas elecciones sobre las que después ha venido dando largas.

La derrota ante el Juventus también dejó secuelas físicas en el equipo azulgrana. Reiziger sufrió una distensión en la rodilla externa. Luis Enrique terminó el partido con un parte médico preocupante: el asturiano sufre una hipertensión en la rodilla izquierda, además de una contusión rotuliana y una distensión en la cápsula posterior. Ambos jugadores serán sometidos a diferentes pruebas médicas para determinar el alcance de sus lesiones. Puyol sufre una rotura fibrilar en la pierna derecha que podría obligarle a estar de baja entre 10 y 15 días. Los problemas de Xavi se centran en su hombro. No se descarta que, para solucionarlos, deba pasar por el quirófano en junio.

Kluivert, en el suelo, consolado por Montero.
Kluivert, en el suelo, consolado por Montero.RAFA SEGUÍ

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50