Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un obrero aplastado por un tubo de dos toneladas

Otro trabajador resultó herido tras caer a un pozo de unos 10 metros de profundidad

Un trabajador de 23 años murió ayer en Camarma de Esteruelas al ser aplastado por un tubo de acero de dos toneladas de peso y ocho metros de longitud que le cayó encima, según fuentes de Emergencias 112.

Las mismas fuentes indicaron que varios compañeros del fallecido llamaron a las 16.50 al 112 para avisar del accidente, que se produjo en la fábrica situada en la calle del Corral, en el polígono industrial Altamar, y comunicaron que ellos mismos intentarían levantar el tubo.

Hasta el lugar se desplazaron patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local, así como una ambulancia del Summa. La víctima murió sobre las 18.00 tras sufrir una parada cardiorrespiratoria cuando era evacuada en un helicóptero del Summa a un centro hospitalario.

Una hora antes, otro obrero, de origen extranjero, resultó herido tras caer a un pozo de unos diez metros de profundidad que se encuentra en la fábrica de leche Clesa, en el distrito de Fuencarral-El Pardo.

Los hechos ocurrieron sobre las tres de la tarde cuando fue requerido el servicio de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid para socorrer a la víctima, de 37 años.

Para rescatarle, los bomberos tuvieron que entrar por otro pozo y recorrer una galería de 80 metros hasta llegar al lugar del accidente donde hallaron al obrero consciente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 2003