Cartas al director
i

Diferente

Al leer el artículo publicado en ese periódico por don José Álvarez Junco, catedrático de Historia de la Complutense (EL PAÍS, 7 de abril de 2003), me he visto cumplidamente resarcido de la desilusión experimentada en su día con motivo de la lectura del que publicó el señor Carabaña (no pensaba que todo un catedrático de Sociología pudiera defender algo tan reprobable como esta guerra), cuyos argumentos rebate de forma magistral.

Quiero expresar por ello mi reconocimiento y mi felicitación más efusiva al señor Álvarez Junco, no sólo por la claridad y contundencia de sus argumentos discrepantes con los aportados por el señor Carabaña, que ha invalidado por completo de forma incontestable, sino por la elegancia con que lo ha hecho y el respeto, incluso el afecto, mostrados hacia quien sustenta públicamente una opinión tan moralmente indefendible y opuesta a la suya. Suscribo cuanto dice y, muy especialmente, una frase que aparece en la última par- te de su artículo entre guiones:

"-ya que el respeto a la ley es la expresión de nuestra moralidad-". Lo cual, bien entendido, significa, a mi juicio, que defender acciones ilegales, como sin duda alguna lo es esta guerra, es un acto inmoral. Y si se hace invocando la moralidad, como el señor Carabaña, mucho peor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de abril de 2003.

Lo más visto en...Top 50