_
_
_
_
Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Abraham Zabludovsky, arquitecto

Juan Jesús Aznárez

El arquitecto mexicano nacido en Polonia Abraham Zabludovsky, considerado uno de los pilares de la modernidad y la innovación en el siglo XX, falleció a los 82 años víctima de una dolencia cardiaca.

El creador, formado en la Escuela Nacional de Arquitectura de Ciudad de México, es autor de obras sobresalientes, entre ellas el Museo de Arte Contemporáneo Internacional Rufino Tamayo (1981), Colegio de México (1975), remodelación del Auditorio Nacional (1991) y La Cantera (1992).

Hermano del veterano periodista Jacobo Zabludovsky, llegó a México cuando contaba con apenas tres años de edad y entre los galardones recibidos figuran el Premio Nacional de las Artes (1982), la medalla de oro en la Bienal Mundial de Arquitectura (1991) y el Premio al Académico Emérito de la Sociedad Mexicana de Arquitectos. Su estilo fue funcionalista y geométrico y además de los museos, juzgados y teatros, sus obras más conocidas son los edificios de viviendas de los años cincuenta y sesenta en los barrios de Polanco e Hipódromo Condesa, "unas construcciones habitacionales que cumplen con la condición de ligereza y una gran destreza constructiva", según el especialista Enrique Norton.

Después de muchos años de arduo trabajo, siendo a la vez arquitecto, constructor y hombre de negocios "logré alcanzar cierta autonomía creadora", declaró en su día a la investigadora Graciela de Garay. "Por experiencia propia puedo corroborar la veracidad de aquel aserto marxista de que la autonomía económica hace a la autonomía intelectual". A principios de los sesenta se asoció con Teodoro González de León y rescataron la tradición de las grandes escalinatas, los patios y las pérgolas. En los últimos años, siempre curioso, innovó en materiales, concretamente con el cemento cincelado el ladrillo de barro, los espacios y las luces.

Fernando González Cortazar, que se declaró discípulo y amigo, dijo a la prensa mexicana que "fue un arquitecto que se inició en la ortodoxia funcionalista-racionalista y después transitó hacia una concepción integral del edificio como componente del espacio urbano". De hecho, fue impulsor de las vanguardias estéticas, diseñó edificios no muy altos, viviendas de perfil popular y edificaciones que su país atesora como simbólicas de toda una época. Zabludovsky logró conjugar el modernismo con la tradición de la arquitectura mexicana.

"Tuve la suerte de estudiar muy de cerca su labor habitacional y después de la inevitable admiración por su obra, me cautivó su sentido del humor, su rapidez mental y el modo en que hacía sus croquis", escribió en Reforma el arquitecto Miquel Adriá, director de la revista Arquine. "Tras frecuentes visitas comprendí que el soñador de espacios se sostenía en la serenidad de su esposa, Alinka Kupper. Su inquietud se nutría de libros, viajes y amigos repartidos por el mundo".-

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_