Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa exige ofertas concretas por Antena 3

Telefónica sigue adelante con sus planes de sacar a Bolsa un 30% de Antena 3, pero tiene los oídos bien abiertos a las ofertas de los grupos que la cortejan para hacerse con este paquete accionarial, ofertas que asegura no haber buscado. "Hoy por hoy está previsto hacer una oferta pública de venta (OPV)", señaló ayer César Alierta, quien añadió: "Hemos tenido manifestaciones de interés y las escucharemos atentamente". La solución final por la que se incline será "la que sea mejor para el accionista".

A las conversaciones que Telefónica mantiene con Planeta se ha sumado el interés de otros como Grupo Correo-Prensa Española y Recoletos. Aunque Alierta no quiso mencionar ningún nombre, sólo Planeta ha fijado una cifra y, por ello, Alierta ha exigido a los otros grupos que pongan una oferta en firme sobre la mesa. El valor en libros del paquete accionarial abierto a la venta asciende a 420 millones de euros. Telefónica también ha anunciado que un 30% de sus acciones del grupo se repartirán entre sus accionistas en forma de dividendo extraordinario en especie.

Antena 3, en la que Telefónica controla un 59,23% del capital, prevé dar luz verde a la OPV en una junta de accionistas extraordinaria fijada para el próximo 28 de mayo, cuatro días después de su junta ordinaria. Telefónica debe abandonar el capital de la cadena debido a la fusión de las plataformas digitales, que la convierte en socio de Sogecable. "Nuestra voluntad es ser accionistas de la nueva plataforma", reiteró Alierta. Telefónica controlará un 23% de ella, pero sólo ejercerá sus derechos políticos por un 16,38%, la misma parte de la tarta que también controlarán PRISA y Groupe Canal +. La reforma audiovisual del Gobierno impide a una empresa tener presencia simultánea en el accionariado de dos cadenas de televisión.

Precisamente ayer, los accionistas de Vía Digital, entre los cuales está Telefónica Contenidos, aprobaron ampliar capital por un máximo de 1.052 millones para dotar a la sociedad de "los fondos necesarios para hacer frente a su programa de reducción de deuda" con bancos y accionistas.

En 2002, Antena 3, que además de Telefónica está participada por Bertelsmann (vía RTL) y por el SCH, perdió 30 millones. El impacto en las cuentas de Telefónica fue de 17,1 millones.

Reforma audiovisual aparte, la operación se enmarca en la reorientación de Telefónica hacia su negocio tradicional, tras las aventuras del pasado. También prevé deshacerse de su 5% en Pearson, aunque sólo cuando la situación del mercado mejore. Lo que no contempla es irse de la productora Endemol, por la que Villalonga pagó 4.790 millones en 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de abril de 2003