Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La filial de medios de comunicación duplica sus resultados negativos y reduce sus ingresos un 23%

Admira Media, la sociedad que agrupa a los medios de comunicación de Telefónica, sigue siendo un quebradero de cabeza para el grupo, pues no sólo nunca le han aportado beneficio al grupo sino que incrementan año a año sus pérdidas. En 2002, éstas alcanzaron los 669,2 millones de euros, prácticamente el doble (92,7%) que las registradas un año antes.

La novedad negativa de este año es que el grupo se ha quedado sin referente, puesto que a los tradicionales números rojos que le aportaban Vía Digital, Onda Cero y los medios que controla en Argentina, se ha unido Antena 3 TV.

La televisión generalista perdió 30 millones de euros (de los que 17,1 millones repercuten en las cuentas de Telefónica, ya que posee el 59,2%), frente a los 48 millones de beneficio del año anterior (Recibió 22 millones por el 47,5% que tenía entonces).

La televisión de pago Vía Digital, que se encuentra en proceso de fusión con Sogecable, perdió 240 millones de euros (116,6 imputables en el balance de Telefónica por el 48,6% del capital), un 28,3% menos que en 2001. La plataforma redujo un 4% el número de clientes (775.000), aunque logró aumentar sus ingresos un 23,3% hasta 335,8 millones.

El relevo en la parte positiva (pese a la depreciación desde su compra en 2000) ha sido tomado por la productora Endemol, creadora de programas de éxito como Gran Hermano u Operación Triunfo, que consiguió un beneficio bruto operativo de 151,1 millones, similar al del año anterior, pese a la rebaja de ingresos de un 5%.

El grupo de medios, que aún no ha completado la escisión en una división de medios de comunicación y otra de contenidos, redujo sus ingresos un 23,3% hasta 1.076,2 millones.

Esta reducción de ingresos tiene su principal origen en la sociedad argentina ATCO (-183 millones de euros), por el efecto de la crisis argentina y la devaluación del peso. También contribuye a este descenso Onda Cero (-71 millones), por el cambio de criterio de consolidación, tras su adquisición por parte de Antena 3, y el citado de Endemol (-45 millones). En términos de EBITDA, el Grupo Admira mantiene un resultado positivo consolidado de 114,5 millones de euros, un 24,9% inferior al del año 2001.

El impacto negativo de los resultados extraordinarios al cierre del ejercicio asciende a 530,2 millones de euros. Dentro de la aportación individual del cuarto trimestre de 2002, destaca el saneamiento del fondo de comercio de consolidación de la inversión en el grupo Pearson (-173,4 millones), del que Telefónica posee el 5%. En el acumulado del ejercicio destaca el impacto por 162,8 millones negativos por la venta de Azul TV. Las inversiones realizadas en 2002 ascienden a 76,1 millones de euros, un 42,6% inferiores a 2001.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de febrero de 2003