Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa ganó un 14,1% menos en 2002 al sanear su balance

La eléctrica dedicó 1.169 millones a provisiones y dotaciones

Endesa, la primera eléctrica española, ganó el pasado año 1.270 millones de euros, un 14,1% menos que en 2001. El fuerte descenso de beneficios se ha debido a la limpieza del balance llevada a cabo por la compañía, que ha destinado 1.169 millones a provisiones extraordinarias y saneamientos. Endesa, que redujo la inversión un 40,2% el pasado año, ha disminuido su endeudamiento un 9%, situándolo en 22.747 millones.

El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda (el presidente de la compañía, Manuel Pizarro, no estuvo presente en la conferencia de prensa), se encargó de destacar que el negocio de Endesa, en un año difícil, marcha viento en popa. Y los datos así lo muestran: el negocio eléctrico en España creció un 7,9%; los ingresos (17.238 millones en 2002) aumentaron un 7,2%; el resultado de las actividades ordinarias creció un 43,4% hasta 1.500 millones y el cash flow (beneficios más amortizaciones) subió un 28% hasta situarse en 4.285 millones. Los ingresos extraordinarios también crecieron (un 44%), hasta alcanzar 1.745 millones de euros. En los resultados (que sin saneamiento hubieran alcanzado los 2.072 millones netos, un 40,1% más) se incluyen los 658 millones de euros que la empresa ha contabilizado por déficit tarifario del año 2002 y años anteriores.

Pero Endesa es un grupo que tiene que hacer frente a la difícil situación por la que atraviesan los mercados latinoamericanos (Argentina, Brasil, Colombia y Chile) por los que apostó con fuerza y a un fuerte endeudamiento, todo ello penalizado por los mercados. Por ello, la compañía ha decidido contener inversiones (sólo las ha aumentado en el negocio nacional, un 11,5%, hasta 1.350 millones), vender activos, lo que en 2002 supuso una inyección de 1.889 millones de euros en las arcas de la sociedad, y, en general, tender hacia "una posición de liquidez" tal y como demandan los mercados financieros.

El negocio latinoamericano restó al resultado neto del ejercicio 281 millones de euros, con un descenso por la depreciación de las monedas locales del 10,9% en el resultado de explotación, que se situó en 1.268 millones de euros.

Pese a la caída de beneficios, Endesa repartirá un dividendo de 0,6825 euros por acción, similar al que distribuyó en el ejercicio anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de febrero de 2003