El herido más grave del tiroteo de Móstoles era del grupo que asaltaba el chalé

El herido más grave en el tiroteo registrado el domingo por la tarde dentro de un chalé de Móstoles, D. G. C., de 22 años, era uno de los asaltantes de la vivienda, según informaron ayer fuentes de la Jefatura Superior de Policía. Los investigadores de la comisaría de la localidad desconocen aún el motivo de la refriega, ya que los dos heridos menos graves (F. A. C. G., de 28 años, y D. R. R., de 26) aseguraron a los agentes que desconocían quiénes eran las personas que irrumpieron en el chalé. La Policía Local de Móstoles encontró calcinado el vehículo en el que presumiblemente habían huido los agresores del tiroteo.

La refriega se registró sobre las 17.00 en un chalé de la calle del Clavel número 25 de Móstoles, cuando tres jóvenes resultaron heridos de bala. El herido más grave recibió un balazo en la región dorso-lumbar con salida por delante, que le afectó a un riñón y el peritoneo. Un segundo proyectil le penetró por el glúteo derecho, lo que le causó fractura del fémur. Supuestamente, este herido, D. G. C., es uno de los integrantes del grupo que irrumpió en la vivienda.

Las primeras investigaciones apuntan a que tres o cuatro personas entraron armadas en el chalé. A una de ellas se le cayó el arma y se inició un forcejeo durante el cual se produjeron los disparos.

Sobre la 1.30 de ayer, agentes locales de Móstoles acudieron al incendio de un Nissan Primera negro, que se trataba del que utilizaron los agresores para huir del lugar. Las llamas dejaron completamente calcinado el vehículo, estacionado en una calle de la urbanización Parque Coimbra, según la concejal de Seguridad de Móstoles, Beatriz García.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de febrero de 2003.