Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JAKOB DYLAN | Músico

"Ningún rockero disfruta haciendo canciones sólo para él"

El grupo estadounidense The Wallflowers, liderado por el cantante y compositor Jakob Dylan, iniciaron anoche en Madrid (sala Arena) una gira de dos semanas -hoy estarán en Barcelona en la sala Bikini-, que les llevará por las principales capitales europeas, para presentar ante el público del viejo continente las canciones de su último disco, Red letter days. Unas horas antes, y con los estragos del jet lag por el viaje desde Estados Unidos reflejados de modo evidente en su aspecto, Jakob atendió a la prensa con cierta desgana de estrella que tal vez le defina más aún como hijo de quien es que el evidente parecido con su legendario progenitor.

El retoño de Bob Dylan y Sara Lowndes, de 33 años y criado por la madre en Los Ángeles desde que la pareja se divorciara en 1977, apareció con más de media hora de retraso en una sala del hotel madrileño en el que se hospeda, con gafas de sol, lanzando bostezos, y con una traicionera huella de la almohada que dejaba aplastados unos rizos negros por los que suspiran gran cantidad de aficionadas -y no tan aficionadas- al rock. Tras la primera entrevista para una cadena de televisión, la periodista que acaba de hablar con él advierte: "Es muy serio, no contesta a las bromas". Cuando se le pregunta si es verdad que es tan serio, Dylan esgrime un cuarto de sonrisa torcida de ironía para defenderse: "No soy serio, lo que sucede es que siempre me hacen las mismas preguntas y me aburro. Tal vez ella me haya hecho las mismas preguntas". Quizá esas "mismas preguntas" tengan que ver en la mayor parte de los casos con su relación con su afamado padre, en detrimento de la relativa curiosidad de los medios por su propia obra musical, que ya se prolonga a lo largo de una década al frente de The Wallflowers; y casi con los mismos músicos que cuando empezó: "Realmente creo que ningún rockero ha disfrutado nunca haciendo las canciones sólo para él. Es importante estar en un grupo, porque es algo divertido".

"Puede ser que a muchos las canciones que hacemos les suenen a 'revival"

Red letter days es un disco que parece concebido para agradar al gran público con un sonido que es reconocible como propio de la música tradicional americana, aunque su autor no acepte el que lo hubiera definido alguna vez como "rock clásico": "Puede que haya sido un error de traducción pero yo nunca he dicho que este disco sea de rock clásico. Ahora, cuando la gente utiliza esa expresión se está refiriendo al sonido de los años setenta. No creo que nosotros tengamos más que ver con el rock de los setenta que con el de los cincuenta o sesenta. Hacemos música de ahora que cualquier persona de nuestro tiempo puede apreciar".

No obstante, sí admite que tanto él como grupos como Jayhawks tratan de revitalizar un sonido de raíz netamente americano. "Hay un montón de bandas en EE UU tratando de recuperar un sonido de rock autóctono, como me imagino que las habrá también en Inglaterra. Puede ser que a muchos las canciones que hacemos les suenen a revival. Pero en su momento intentamos ser muy progresivos y modernos. Lo que ocurre es que los temas nos salieron así".

Parte de la crítica estadounidense opina que Red letter days corre parejo al rock de siempre en lo de convertirse en cliché; en este caso, incluso, autocopia del mejor disco de los Wallflowers hasta la fecha, su segundo álbum, Bringing down the horse. Jakob parece encajar bien la crítica: "Sí, yo también lo he leído. Lo que puedo decirle es que no ha sido así, al menos de manera consciente. De todos modos, el método con el que hemos escrito las canciones es diferente a los otros álbumes, así que me extrañaría que las canciones de este último disco pudieran repetir las de cualquiera de los anteriores". Tampoco se solivianta el cantante cuando se le pregunta por su opinión acerca de la guerra: "Como músico, yo creo que está claro. La guerra nunca es aceptable. Pero no suelo opinar de estas cosas. Lo mío es hacer canciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 2003