Los 'deberes' de la Consejería de Sanidad

La Mesa de Negociación de la Función Pública es el marco en el que el Gobierno regional y los sindicatos negocian cada año la oferta pública de empleo. Este año, las negociaciones quedaron interrumpidas desde el mismo inicio porque los representantes del Gobierno se presentaron el pasado 28 de enero con una oferta de 4.633 nuevos empleados que a los sindicatos les pareció un "auténtico disparate", según José Manuel Freire, vicesecretario del sindicato de enfermería Satse. Esta formación está presente en la mesa con el sindicato médico Cems-Madrid.

"No entendimos que, ahora que el PP no para de prometer mejoras en la sanidad pública, no previera ninguna contratación en el Imsalud", añade Freire. Todos los sindicatos presentes en la mesa rechazaron la oferta. El problema era que la Consejería de Sanidad "no había hecho los deberes", según Freire, y no presentó ninguna incorporación para el Imsalud, lo que paralizó las negociaciones. Sanidad dijo hace dos semanas que no "había tenido tiempo" para calcular sus necesidades de personal porque en la sanidad pública está abierto un proceso de consolidación de profesionales interinos en los hospitales.

Sanidad explicó que, cuando culminara este proceso, haría su oferta de empleo público. Esto significaba un retraso de varios meses en la contratación de médicos y enfermeras para la sanidad pública que los sindicatos se negaron a aceptar. La presión de estas organizaciones y de otras consejerías ha hecho que Sanidad haya acelerado la presentación de su oferta de empleo, lo que ha permitido alcanzar el acuerdo definitivo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción