Los 'raperos' no beben 'Pepsi'

Russell Simmons, el principal empresario del mundo del rap estadounidense, está promoviendo un boicot contra Pepsi-Cola y otros productos de la misma empresa, como el té helado Lipton. Simmons explicó que Pepsi contrató al rapper Ludacrisis para una campaña publicitaria, rodando un anuncio que costó 1.600.000 dólares; sin embargo, el anuncio fue retirado después de que el derechista canal televisivo Fox denunciara que Ludacrisis usaba en sus discos un lenguaje agresivo que, supuestamente, le hacía incompatible con una bebida familiar. Simmons se indignó cuando comprobó que Pepsi seguía emitiendo otro anuncio protagonizado por el rockero Ozzy Osbourne, cuyos parlamentos en la popular serie The Osbournes son constantemente interrumpidos por pitidos que tapan sus palabrotas. Considerando que se discrimina al rap, Simmons ha anunciado que hará todo lo posible para que los seguidores de esa música -una de las más populares en Estados Unidos- no consuman productos de Pepsi. No es una propuesta banal: asegura que mantendrá la campaña hasta que se recupere el anuncio de Ludacrisis, la empresa se disculpe y haga un donativo de cinco millones de dólares a una organización caritativa.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción