Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco personas fallecen asesinadas en menos de 24 horas en Madrid y Navarra

Detenida una familia por la muerte de la abuela que el forense atribuyó un suicidio

Cinco personas asesinadas en menos de 24 horas en España. La Comunidad de Madrid suma ya 10 muertes violentas este año tras el asesinato ayer de un joven de 18 años y una mujer de 57 en un bar de Alcalá de Henares, el de un hombre de 28 años acuchillado en una parada de autobús en la capital y el de una residente en Valdetorres de Jarama de 50 años cuyo chalé fue asaltado. Un hijo de ésta resultó herido grave al huir. Además en Navarra falleció acuchillado un ciudadano ecuatoriano. Hace dos días una anciana de 80 años murió degollada en Sevilla. Su hijo, nuera y dos nietos están detenidos tras comprobar la policía que la apreciación del forense de que la abuela se había suicidado era imposible.

- Doble homicidio en Alcalá. Un tiroteo en un bar de Alcalá de Henares (Madrid) sumó ayer otras dos víctimas mortales. Una mujer de 57 años, Juana Dolores U. L., y Mikel J. S., de 18 años, el hijo de la dueña del bar Rojas, sito en la calle de Río Alberche número 2, murieron tras ser tiroteados dentro del local. La propietaria del establecimiento resultó herida grave tras ser apuñalada, según fuentes policiales. La mujer fallecida había bajado a llamar por teléfono, ya que en su domicilio estaban de obras. Pese a que en un principio se barajó un móvil pasional en el doble crimen la policía lo descarta y trabaja con la hipótesis de un posible robo.

- Asesinato de una abuela con error forense. Un juez de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra ordenó ayer la detención de los cuatro integrantes de una familia como sospechosos del asesinato de la abuela paterna, de 80 años, el pasado día 2. La anciana murió degollada con siete tajos, seis de ellos mortales de necesidad, según fuentes cercanas a la investigación judicial. La detención del matrimonio y sus dos hijos es el llamativo colofón de una investigación que comenzó con un fallo garrafal. Tras el hallazgo de la anciana muerta sobre el suelo del cuarto de baño del domicilio familiar, una patrulla de la Policía Local, el juez y un forense se presentaron en la casa para analizar el suceso. En una primera inspección ocular, el forense creyó que se trataba de un suicidio, pero la autopsia desveló que la mujer había sido asesinada por una persona situada a su espalda. El juez decidió arrestar a toda la familia, aunque se supone que los dos más jóvenes, de unos veinte años, dormían cuando ocurrió el suceso. Los sospechosos comenzarán hoy a declarar ante el juez. El arma utilizada fue un cuchillo jamonero que se encontró debajo del cuerpo de la fallecida. Uno de los indicios más importantes es una huella de pie descalzo hallada sobre el charco de sangre y que parece haber sido estampada por el pie izquierdo de una mujer. Se ha descartado la posibilidad de que alguien penetrara en la casa desde el exterior, ya que la ventana del cuarto de baño está protegida por un reja.

- El as de copas. El primer homicidio que se registró en Madrid ocurrió en la plaza del Mar, a un kilómetro del aeropuerto de Barajas. El conductor de un autobús nocturno encontró en la parada a un hombre, Juan Carlos Martín Espacio, de 28 años. Cuando le tocó para avisarle de que iba a perder el autobús, la víctima cayó al suelo. Tenía una herida incisa en la zona parietal izquierda de la cabeza. El fallecido vivía en el distrito madrileño de Tetuán y llevaba poco tiempo trabajando como limpiador del aeropuerto de Barajas. Según señalaron fuentes policiales, acababa de salir de trabajar y se dirigía a su casa. Un detalle que supone una gran interrogante para los investigadores es que tenía un naipe, un as de copas, en los pies.

- Valdetorres de Jarama. Piedad G. G., una vecina de 50 años del municipio madrileño de Valdetorres de Jarama, en la zona norte de la región, murió en la madrugada de ayer, tras recibir 10 cuchilladas supuestamente a mano de un vecino, Antonio M. M., de 28 años, que según la primera hipótesis entró a robar a su chalé. El hijo mayor de la víctima oyó ruido y, tras tirarse desde su ventana y fracturarse los dos tobillos, logró huir. La Guardia Civil detuvo al supuesto homicida poco después, cuando entraba a fichar en una empresa de vigas.

- Un ecuatoriano en Navarra. Un hombre de nacionalidad ecuatoriana, cuyo nombre corresponde a las iniciales L. H. Ch. P., de 42 años, perdió el martes la vida mientras era trasladado a un centro hospitalario de Pamplona. La víctima había sufrido una herida por arma blanca en la calle del Cortijo, en la localidad de Peralta. La Guardia Civil recibió una llamada de petición de auxilio sobre las 22.30. La patrulla que se desplazó al lugar halló a la altura del número 10 a la víctima, que sangraba abundantemente. Fuentes de la Delegación del Gobierno en Navarra señalaron a Efe que había una persona detenida en relación a este homicidio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 2003