Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amor a segunda vista e incompatibilidades

Aunque no ha habido confirmación oficial, es un secreto a voces que el primer ministro sueco, Göran Persson, que las pasadas navidades hiciera pública su separación de Annika Persson, tiene un nuevo amor y que éste se llama Anitra Steen, directora del Systembolaget, el ente estatal de la comercialización de bebidas alcohólicas. Se especula si fue la dureza del invierno sueco, difícil de soportar en soledad, o la posibilidad de fácil acceso a información confidencial sobre los mejores tintillos que van llegando al mercado, lo que apresuró la búsqueda de nueva pareja. Fuentes bien informadas aseguran que se trata de un "amor a segunda vista", ya que ambos tuvieron un romance en 1989, cuando Persson era ministro de Educación y Anitra secretaria con experiencia en finanzas. Algunos han recordado que el primer ministro despidió de su cargo a Ylva Johansson y a Erik Åsbrink, ministros ambos en 1998, cuando éstos entablaron una relación que culminó en divorcio por ambas partes y nuevo matrimonio. Da la casualidad de que el organismo estatal que dirige Anitra fue el primero en establecer la incompatibilidad entre una relación amorosa entre jefe(a) y subordinados y la permanencia en el mismo ente laboral. Así que el asunto ha tenido una derivación jurídica, ya que algunos han cuestionado el hecho de que Persson esté habilitado desde ahora para adoptar decisiones sobre el Systembolaget. Recientemente, en una entrevista, Anitra opinó que debería rebajarse el impuesto a las bebidas y poco días más tarde Persson se manifestó en el mismo sentido.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 2003