Desaparece el muro de Berlín, último símbolo de la guerra fría

La RDA abre la frontera entre las dos Alemanias

La división de Alemania y la partición del continente europeo, acordadas en las conferencias de Yalta (1943) y Potsdam (1945), garantía de la gélida estabilidad entre los bloques militares durante más de cuatro décadas, tocan a su fin con la decisión adoptada ayer por las autoridades de la República Democrática Alemana de abrir sus fronteras a Occidente. El muro de Berlín y la frontera interalemana, el limes entre los dos sistemas políticos que se repartieron Europa tras la guerra, perdieron ayer su sentido, superados por la historia.

Más información

La división de Alemania y la partición del continente europeo, acordadas en las conferencias de Yalta (1943) y Potsdam (1945), garantía de la gélida estabilidad entre los bloques militares durante más de cuatro décadas, tocan a su fin con la decisión adoptada ayer por las autoridades de la República Democrática Alemana de abrir sus fronteras a Occidente. El muro de Berlín y la frontera interalemana, el limes entre los dos sistemas políticos que se repartieron Europa tras la guerra, perdieron ayer su sentido, superados por la historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de enero de 2003.