Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa anuncia el 2006 un encuentro mundial de la familia en Valencia

La ciudad de Valencia acogerá el quinto Encuentro Mundial de la Familia, que se celebrará el año 2006, según anunció ayer el papa Juan Pablo II durante su intervención ante el cuarto encuentro, que se celebra en Manila. El pontífice presidió desde el Vaticano, a través de un puente televisivo con Filipinas, la reunión, a la que no descartó en un principio asistir, pero a la que finalmente no acudió debido a su delicado estado de salud. El primer encuentro de estas características se celebró en Roma el año 1994, el segundo fue en Río de Janeiro en 1997, el tercero se realizó de nuevo en Roma, con motivo del Año Santo, y el cuarto, el actual, en la ciudad de Manila.

Los representantes eclesiásticos de la Comunidad Valenciana, así como los responsables del Consell recibieron la noticia con satisfacción. El arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, agradeció ayer públicamente al Papa la elección de Valencia como sede. El prelado indicó que se trata de una "excelente noticia para todos los valencianos y, de manera especial, para las familias". La designación de Valencia "es un regalo de Juan Pablo II", añadió.

La alcaldesa de Valencia, la popular Rita Barberá, se sintió satisfecha por el reconocimiento "una vez más" de la "capacidad" de la ciudad al ser elegida sede de un encuentro mundial. Barberá agradeció al arzobispo de Valencia las gestiones "que seguro ha hecho para que la ciudad sea la próxima sede".

Gran noticia para católicos

El presidente de la Generalitat, José Luis Olivas, recibió el anuncio como "una gran noticia" para todos los valencianos, y especialmente para los católicos". Olivas explicó: "Nuestra historia y nuestra cultura están íntimamente ligadas al cristianismo, por lo que este encuentro supone un hito histórico para nuestra Comunidad". El presidente agregó que la Generalitat "prestará su colaboración a las autoridades eclesiásticas para la celebración de este evento, que supondrá la llegada de miles de católicos a Valencia".

Sobre la posibilidad de que Juan Pablo II asista al encuentro, Olivas indicó que si viniera "nos honraría con su visita el mayor embajador de la paz en el mundo" y recordó que, en este caso, sería la segunda vez que viniera a Valencia tras su viaje oficial hace más de 20 años.

La Confederación Católica de Padres de Alumnos y de Familia de la Comunidad Valenciana (Concapa) y la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (Fere-Coval) mostraron también su satisfacción por esta designación. Según fuentes del Arzobispado de Valencia, el presidente de la Concapa, Rafael Monter, indicó que la elección de Valencia "nos estusiasma por lo mucho que significa para reforzar el papel de la familia en la sociedad", ya que el objetivo es "trabajar por la defensa de la libertad de educación y la calidad de enseñanza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de enero de 2003