Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Bill Mauldin, creador de 'Willie and Joe', caricatura del soldado americano

Bill Mauldin, sargento del Ejército creador de los personajes Willie and Joe, que se convirtieron en símbolos del sucio e incontrolable soldado de infantería estadounidense que triunfó sobre el Ejército alemán y se impuso sobre sus oficiales en la II Guerra Mundial, falleció en Newport Beach, California, a los 81 años de edad, como consecuencia de una neumonía, según su familia. Mauldin sufría de la enfermedad de Alzheimer.

Después de que Willie y Joe ganaran la guerra, Mauldin se convirtió en dibujante de prensa y se mantuvo durante más de cincuenta años caricaturizando a intolerantes, patriotas exacerbados, liberales y conservadores doctrinarios y almas pomposas. Obtuvo el Premio Pulitzer en dos ocasiones, una en 1944 por su trabajo en la II Guerra Mundial, y otro en 1959 por un dibujo que mostraba la situación del autor soviético Borís Pasternak.

Mauldin se lamentaba con frecuencia de que los dibujantes fueran demasiado blandos y que muchos de ellos debían ser agitadores. Mauldin trabajó a tiempo completo para ser un agitador. Durante la guerra atacó a generales, a sargentos de instrucción insensibles, a encantadores pilotos de la Fuerza Aérea con sus chaquetas de cuero y a propietarios de cafés en países liberados que premiaban a los soldados sedientos que los habían liberado con dobles de brandy.

Pero ningún personaje de Mauldin fue más memorable que sus soldados Willie y Joe, sin afeitar, apáticos, deslustrados, cínicos, que se pasaron la guerra contra los alemanes intentando mantenerse secos y calientes y flirteando con la insubordinación. Fueron las estrellas de Up Front, el éxito de ventas de Mauldin durante la guerra, y sus proezas se recogían regularmente en varias publicaciones, entre ellas Barras y Estrellas y las Noticias de la 45ª División.

Willy y Joe eran unos chicos que siempre tenían que hacer guardia cuando llovía o nevaba y les ametrallaban el trasero siempre que abandonaban su refugio. Se las pasaban peleando con piojos y pulgas, quejándose continuamente de las raciones de rancho, durmiendo en graneros infestados de ratas, que nunca encontraban el jabón en las raras oportunidades que tenían de tomar un baño, y sufrían de un incesante y absoluto aburrimiento que sólo el soldado de infantería conoce.

Lo único que no podía ser puesto en cuestión de Willie y Joe era su determinación para sobrevivir y ganar. El general Dwight D. Eisenhower, comandante supremo aliado, se divertía con sus aventuras. El general Patton, sin embargo, formó parte de esa pequeña minoría que no los utilizaba. A él le gustaban los héroes bien afeitados y obedientes. Willie y Joe y su autor fueron portada del Time en 1945 y un año después obtuvo el Pulitzer. Después de la guerra, Mauldin estuvo en el anonimato durante un tiempo. Cubrió la guerra de Corea. En 1958 empezó a trabajar en The St. Louis Post-Dispatch. Allí obtuvo su segundo Premio Pulitzer por un dibujo sobre la difícil situación del autor ruso Borís Pasternak El dibujo mostraba a dos prisioneros en Siberia, uno de los cuales preguntaba al otro: "Yo gané el Premio Nobel de Literatura. ¿Cuál fue tu crimen?".

Mauldin continuó en The Post-Dispatch hasta 1962, que comenzó a trabajar para The Chicago Sun-Times. No sólo se dedicó al dibujo. Su libro, escrito tras la guerra, Back Home (Regreso a casa) recibió buenas críticas.

William Henry Mauldin nació el 29 de octubre de 1921 en Mountain Park, N. M. De niño sufrió raquitismo. Su cabeza era demasiado grande para su delgado cuerpo. Cuando tenía ocho años oyó que el padre de un amigo suyo decía: "Si fuera hijo mío, le ahogaría". Su padre nunca olvidó el insulto y puso todo su empeño en enseñar a su hijo a dibujar. Tuvo otras dos experiencias con la guerra después de Corea. Una en 1965 cuando visitó a su hijo en Vietnam y otra en 1991 cuando visitó a las tropas estadounidenses estacionadas en Arabia Saudí durante la guerra del Golfo. No aprobó la guerra y sus dibujos fueron especialmente duros con el presidente Bush. No volvió a hacer uso de Willie y Joe.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de enero de 2003