Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los promotores de vivienda culpan de los altos precios a comunidades autónomas y municipios

En las grandes ciudades, el suelo representa más del 50% del coste final de un inmueble

El suelo es el causante de la fuerte subida de la vivienda en los últimos años, según dijo ayer Manuel Martí, secretario general de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE). Una subida del suelo que, según él, obedece a la no aplicación de la Ley del Suelo por parte de comunidades autónomas y ayuntamientos. "El problema es que no se ha aplicado la liberalización del suelo prevista en la ley, y en las grandes ciudades este coste representa más del 50% del valor de las viviendas", argumentó. La subida de los últimos años (48%) la califica de irreversible, porque "la vivienda nunca ha bajado".

Los promotores ofrecieron ayer sus recetas para poner fin al elevado precio de la vivienda que en los los últimos cuatro años ha experimentado un incremento superior al 48%. El secretario general de la APCE, Manuel Martí, obviando los pingües beneficios obtenidos por las compañías del sector, achacó al incremento del valor del suelo la responsabilidad del alza en la vivienda. "El problema ha alcanzado cotas tan graves que no admite parches ni componendas" e insta al Gobierno a que mantenga la actual Ley del Suelo de 1998 porque "si la modifica, ya no será la solución adecuada". La Conferencia Sectorial sobre Vivienda y Suelo convocada para el próximo día 22 por el ministerio de Fomento con las comunidades para lograr un pacto en esta materia "no puede ser tan inútil como la ya celebrada en diciembre, y habría que llegar a un acuerdo".

En opinión de Manuel Martí, no es la liberalización del mercado del suelo la que ha fracasado porque todavía no ha podido empezar, sino las medidas intervencionistas de comunidades autónomas y ayuntamientos. "La competencia en materia de ordenación del territorio, urbanismo y vivienda ha sido asumida por las comunidades autónomas de acuerdo con la Constitución, de modo que sólo a ellas es a quién hay que pedir que hagan algo", explicó.

En este sentido, consideró que las comunidades autónomas y ayuntamientos gobernados por el PP deberían introducir, para dar ejemplo, un sistema liberalizador en estos territorios "para que al ver los efectos, los demás territorios deban copiarlo". De esta forma, la solución al problema del encarecimiento del suelo pasa por poner en el mercado suelo en cuantía suficiente para que no pueda ser acaparado por especuladores. "También hace falta que no haya dudas acerca del uso que se puede dar a cada suelo. Eso exige delimitar polígonos o unidades de actuación, señalar sus condicionantes y agilizar la gestión. Hasta que no se sepa qué se puede hacer en el suelo y en qué condiciones, ese suelo no puede estar compitiendo".

El secretario general de APCE se refirió también a que la subida de los últimos años no tiene marcha atrás, porque en España nunca han retrocedido los precios y únicamente se han estancado. Por ello, calificó de urgentes un acuerdo entre las partes implicadas. Ademas, según las estimaciones de su asociación, el encarecimiento del suelo ha sido el responsable de las dos terceras partes en el alza del precio de la vivienda. "En grandes ciudades, la repercusión del suelo sobre el precio final supera el 50%. De media en España ha pasado a representar en la actualidad el 37%, frente al 24% de 1996.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de enero de 2003