ESCENA

Mirador y La Casa Encendida se vuelcan en la danza contemporánea

La Casa Encendida emprende sus primeros pasos de baile con dos estrenos de danza contemporánea, y la sala Mirador reincide en su Festival 3D al que ha invitado a laureados y reconocidos coreógrafos. En ambas sedes pululan estos días los versos de poetas como Luis Cernuda o Kavafis entremezclados con música de Bach, movimientos rítmicos y mensajes que los bailarines lanzan sin decir una sola palabra, sólo con el lenguaje de sus cuerpos.

La coreógrafa Mónica Valenciano se presenta, hoy y mañana (20.00), en la Casa Encendida con el montaje 5 misterios, una pieza que nace de haber observado la obra Los disparates, de Goya, "y que también se nutre de reflexiones de otros artistas como María Zambrano o Jorge Luis Borges", según su creadora. Tras Valenciano, Alexis Eupierre (sábado y domingo, 20.00), hablará de las sensaciones amorosas en su obra Amarduele. Eupierre adereza su espectáculo con la música en directo de una viola de rueda que toca Marc Egea.

Otras cinco compañías españolas y extranjeras están invitadas a danzar en la sala Mirador hasta el 9 de marzo, dentro del Festival 3D. El dúo 10 & 10 Danza, que ofrece menú doble: la coreógrafa Mónica Runde se basa en versos de Luis Cernuda para interpretar Petrus, y su media naranja profesional, Pedro Berdäyes, elige a Antón Chekhov como fuente inspiradora de su O Beijo. Ambos artistas, Premio Nacional de Danza en el año 2000, mostrarán su espectáculo hasta el día 26.

Salgado y Kavafis

Provisional Danza recoge el testigo, del 30 de enero al 9 de febrero, con Legión de Ángeles, creado y dirigido por Carmen Werner, que consiguió el premio de Danza de la Comunidad de Madrid hace 3 años. La compañía Arrieritos toma el escenario de la sala Mirador del 13 al 23 de febrero para mostrar al público su último trabajo, Diario de un abrigo, basada en textos del poeta griego Kavafis y en imágenes de la exposición Éxodos, del fotógrafo Sebastiao Salgado. "Queremos abordar diferentes formas de viaje; el viaje físico, en el tiempo y en el espacio, y su paralelismo con el viaje interior, ese desplazamiento continua hacia el futuro", comentan los responsables de la compañía.

Los coreógrafos de Cobosmika Co., Olga Cobos y Peter Mika, se decantan por retratar a una sociedad obsesionada por el culto al cuerpo, a través del montaje La Torre de Babel (del 27 de febrero al 2 de marzo). Ella, Medalla de Oro en 1994 en el Concurso Internacional de París, y su compañero, Premio Rudolf Nureyev en 1998, toman una historia bíblica como metáfora sobre el ego humano.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Cierran el Festival 3D los bailarines de La Permanente, del 6 al 9 de marzo y la pieza Sé o no sé (una tragicomedia) que habla de sentimientos universales pero que el público que ronda la treintena entenderá especialmente, dicen sus creadores: "Es esa generación que lo ha tenido todo, que se ha preparado, ha vivido en libertad y es independiente, activa y valiente, pero también insegura y con miedo a la soledad y a perder".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS