Un éxito a la hora en punto

Festina Lotus celebra su centenario con grandes planes de expansión

Festina cumple 100 años con grandes planes de expansión en Europa del Este y América. La cifra de negocio del grupo alcanzó los 172 millones de euros durante 2001, un 11% más que en el ejercicio anterior. El objetivo fijado para este año, teniendo en cuenta la difícil situación económica mundial, es sobrepasar las cifras del pasado en unos tres millones más.

El 43% de los relojes vendidos en España pertenece a una de las marcas del grupo, que factura el 35% de sus ventas en el exterior
La multinacional española, que engloba las marcas Festina, Lotus, Jaguar, Calypso y Candino, vendió en 2001 cuatro millones de relojes

Hace menos de 25 años, en 1984, el emprendedor español Miguel Rodríguez compró la marca Festina y abrió su primera tienda en Barcelona. Desde entonces su crecimiento ha sido imparable, convirtiendo la empresa en una de las pocas multinacionales españolas y en la única del sector relojero. Este año el grupo, presente ya en más de 50 países, conmemora el centenario de la enseña con una colección exclusiva y nuevos planes de crecimiento empresarial.

La multinacional española, que engloba las marcas Festina, Lotus, Jaguar, Calypso y Candino, vendió cuatro millones de relojes durante el año pasado. Los resultados de la compañía previstos para este ejercicio serán similares a los de 2001; si se logran, se darán por buenos, habida cuenta del enfriamiento de la economía, según fuentes de la misma.

Festina cuenta con filiales en Suiza, Italia y Francia. Aproximadamente, un 35% del total de su volumen de negocio representa al negocio exterior. Entre sus planes comerciales de expansión destaca el interés por introducirse y consolidarse en nuevos mercados, como son los países europeos del Este y América. En este último caso se trata de una tarea muy compleja desde el punto de vista de la distribución, teniendo en cuenta la extensión territorial de los estados norteamericanos. "Llevamos tiempo estudiando estos nuevos mercados y antes de dar un paso adelante lo meditamos mucho. Otro gran reto es consolidar todo nuestro saber hacer en nuestro proceso de producción en Suiza, donde en un año hemos cambiado la estructura tradicional por otra más moderna", afirma el recientemente nombrado director general, Alfonso Arroyo.

Entre las últimas apuestas empresariales del grupo, que cuenta con más de 500 empleados, destaca la compra del holding de relojes Candino, a través del cual fabrica modelos Festina Swiss made, afianza aún más su posición dentro de la cuna relojera y la comercialización de sus productos a nivel internacional. Su moderna unidad de producción, situada en Herbetswill, es un adelanto muy importante para el grupo. Candino facturó 17 millones de euros en 2001, tiene una capacidad de producción de 2.000 relojes diarios, 120 empleados y presencia internacional en 65 países.

Estrechar lazos

Otra de las misiones de Alfonso Arroyo es estrechar la relación con los clientes. "Queremos acercarnos más al cliente y reflejar lo que quiere. El secreto del grupo Festina Lotus es cubrir todas las necesidades en cuanto a gama de producto y diversidad de precios.

Asimismo, señala que además de los proyectos mencionados también tiene como meta mantener el estado de salud del mercado español y el sistema de fidelización." Según una encuesta realizada por una consultora, sólo en España el 43% de los relojes vendidos pertenece a una de las enseñas del grupo".

La empresa se mantiene como líder en el sector, por grupo y por marcas, desde hace tres años. Arroyo señala que la ventaja competitiva se basa en tener la capacidad de intuir cómo evoluciona el mercado de la relojería, las tendencias de estos objetos y cómo el público va utilizarlos. "El reloj antes era un objeto funcional y ahora es una prenda más, una expresión, un símbolo. La tendencia de los usuarios es tener una pequeña colección de relojes y elegir uno dependiendo de la actividad que se vaya a realizar".

Alfonso Arroyo está convencido de que la peor enfermedad es morir de éxito. Por eso afirma que las piezas más importantes del engranaje de la compañía son el departamento técnico y el de producto, además de continuar con la investigación.

El reto de la innovación

El director general de Festina Lotus considera que su grupo está preparado para hacer frente a la competencia. "Como elemento complementario, tenemos una magnífica red de ventas que hace fácil la relación con el cliente, así como averiguar sus necesidades. El activo más importante de esta multinacional, cuyo centro de decisiones está en España, es su grupo humano. A pesar de su gran tamaño, se trata de una gran familia donde los empleados se sienten parte de la misma. Esta forma de sentir la empresa ha sido implementada por su mayor accionista y presidente, Miguel Rodríguez, que destaca por ser un luchador nato y un defensor de la señas de identidad de su país".

Festina inauguró en el pasado mes de abril el centro de innovación, diseño y producción Al Andalus Gold en Córdoba, donde se producen relojes de oro que cubren el segmento de gama alta del mercado. También está manteniendo conversaciones con la Universidad y el Ayuntamiento de Córdoba para la implantación de un parque tecnológico de innovación y desarrollo.

Durante los últimos años Festina ha demostrado su compromiso social patrocinando diferentes actividades culturales y deportivas nacionales e internacionales, como la Vuelta a España y el Tour, entre otras acciones.

Para la celebración del centenario Festina ha lanzado la colección Century Edition, una serie formada por 40 unidades de hombre y señora que tiene como modelo estrella un reloj de oro de 18 quilates de serie limitada.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS