Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Pediré dinero para un crack"

Sainz, nuevo responsable del Madrid de baloncesto, afirma que el club debe fichar para salir de la crisis

"Vuelven al Madrid 34 años de historia de esta sección". Con estas palabras presentó ayer Jorge Valdano a Lolo Sainz, nuevo director del equipo de baloncesto. Sin embargo, Valdano obvió que esa es la historia que escribieron personajes de la talla de Emiliano, Brabender, Corbalán, Fernando Martín o Petrovic. La de ahora es una realidad labrada por jugadores como Tarlac, Digbeu y Alston. Lolo Sainz no desea que se le considere el salvador capaz de reconducir una situación complicada. Aún así, en un primer análisis sincopado del equipo lanza su dardo a la falta de jugadores importantes en la plantilla: "Se pedirá dinero para fichar a un crack. Soy muy pesado y a mí me gusta tener siempre un equipo ganador. También quiero potenciar al máximo la cantera".

Del olvido que han sufrido las secciones inferiores proceden gran parte de los males del club. En los últimos nueve años sólo dos jugadores criados en el conjunto blanco han alcanzado la internacionalidad. Uno de ellos es Sonseca, a quien el seleccionador, Moncho López, le ha dado confianza para jugar un preeuropeo sencillo en el que se ha enfrentado a rivales como Rumanía y Dinamarca. El otro fue Ismael Santos, un alero de gran poderío físico.

El retorno de Sainz a lo que siempre ha sido su casa deja un vacío en la federación, con la que tenía contrato hasta 2004 y donde hasta hace dos días desempeñaba el cargo de director deportivo. Su marcha se fraguó el pasado día 31 de manera precipitada. La negociación entre Valdano, Florentino Pérez y los rectores de la federación no duró mucho. Tendrá mucha culpa la filosofía seguida por los dirigentes federativos. "La federación tiene las puertas abiertas para entrar y también para salir", según el vicepresidente, José Luis Sáez. Un axioma llevado a rajatabla anteriormente con Javier Imbroda y Gustavo Aranzana.

El nuevo director madridista ha sido el gran referente para Moncho López. Fue él quien avaló su nombramiento como seleccionador absoluto y era el hombre en la sombra que urdía las convocatorias. López, reafirmando su carácter sobrio y coherente, no niega en ningún momento que se apoyaba en Sainz para confeccionar la lista de jugadores. "A mí me ha sorprendido su marcha", dijo López. Sainz, en cambio, lo tenía muy claro: "El Madrid es un buen morlaco y un gran reto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de enero de 2003