Reportaje:

Sirenas, aventuras y juegos en Navidad

Expojove y Firanadal congregan durante estos días a cientos de niños en Valencia y Alicante

Una de las estrellas de Expojove este año es un viejo camión de bomberos Delahaye que aún funciona a pesar de su medio siglo largo de vida. Aunque quizás sea más preciso decir que la atracción es su vieja sirena, o incluso el botón que la pone en funcionamiento. Pocas veces habrá sido puesto a prueba de forma tan constante como ayer. Y eso que contaba con la ayuda de las madres -en mayor número que los padres- que después de aguantar el estruendo de la bocina un tiempo prudencial cogían de la cintura a los niños -más atraídos por la sirena que las niñas- y los levantaban del sillón del copiloto para separar su pequeño dedo índice del botón y dejar al resto de pequeños difrutar del placer de apretar el botón rojo con sus pequeños índices y dar comienzo al bocinazo. Tampoco era fácil que, sentados en el sillón del conductor, soltaran el gran volante de madera del camión o dejaran de moverlo a derecha e izquierda sin descanso. Ni difícil ver a algun hermano pequeño salir pitando espantado por el ruido que, encima, se llevaba un "mira que eres miedoso" de regalo por parte de sus padres.

Las puertas abiertas de par en par de los coches patrulla en las casetas de la Policía Nacional y la Guardia Civil eran una nueva invitación para tocarlo todo. "¿Se puede subir?", preguntaban los niños y niñas. "Claro, pasa", respondían los agentes. Y, de nuevo, más sirenas, esta vez acompañadas del destello de luces e incluso de la llamada a padres, hermanos y amigos a través del altavoz del vehículo. Algo menos concurrido estaba el recinto en el que el ejército exhibía alguno de sus vehículos de última generación, o invitaba a los pequeños a probar su ardor guerrero cargando con una mochila militar.

Bomberos, Guardia Civil, Policía Nacional, Ejército, Policía Municipal son organismos que repiten año tras año en Expojove, que se celebra en la Feria de Valencia hasta el 3 de enero. Junto a ellos, prácticamente todas las consejerías y diversos organismos municipales se encuentran representados en esta feria de actividades infantiles, donde los niños pueden también zambullirse en piscinas de bolas, hacer un baño virtual en el oceanográfico, viajar en un tren en miniatura, participar en un programa de radio o escalar en un rocódromo, entre otras actividades.

Por otra parte, la Institución Ferial Alicantina (IFA) acoge desde el pasado día de Navidad la novena edición de Exponadal, la Exposición de Ocio Infantil y Juvenil, que ya se ha convertido en un referente en el mundo del entretenimiento de los más pequeños. Exponadal, abierta hasta el próximo 6 de enero, pretende convertirse después de ocho ediciones en un lugar de esparcimiento para toda la familia, donde se combina las nuevas tecnologías con los juegos de siempre. La feria fue inaugurada el pasado miércoles por los chicos del Centro Ocupacional Maigmó de Sant Vicent del Raspeig, formado por una asociación sin ánimo de lucro que lucha por la integración, la preparación y el aprendizaje de los discapacitados psíquicos.

Exponadal cuenta con dos pabellones que albergan zonas de aventura, con rocódromo y pista americana, y zona de informática, donde chicos y jóvenes cuentan con alta tecnología para pasar el rato. Desde patinar, jugar al futbolín, circular en quads, participar en el parque infantil de tráfico y escuchar un cuento, los niños disponen de más de 26 actividades distintas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción