Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Estrellas de cine durante un día

Personas con discapacidad física y psíquica participan y protagonizan en Alicante un certamen de cortometrajes

"Bailamos como John Travolta en Fiebre de sábado noche", comentaba ayer, emocionado, Mario Saiz , antes de ver el estreno del videoclip titulado Nigth fever en el que han participado 14 alumnos de un taller de inserción social del Ayuntamiento de Benidorm, que realiza diversas actividades para alumnos con discapacidad psíquica, física, sensorial y enfermos mentales ligeros. Mario era ayer una persona feliz al verse bailar y sentirse protagonista de la gran pantalla en este cortometraje.

Como él ayer se sintieron decenas de alumnos con alguna minusvalía. Todos ellos participan en el I Certamen nacional y especial de cortos, que se ha organizado con motivo del 25 aniversario de la Asociación de Paralíticos Cerebrales de Alicante y que concluirá hoy en la Sede de la Universidad de Alicante en el centro de la ciudad.

A este certamen pionero concurren 20 cortometrajes realizados y protagonizados por personas que presentan alguna discapacidad. "Hemos comprobado cómo el uso de los medios audivuales es muy positivo para profesores, alumnos y familiares", comentó Francisco Galindo, del Centro Infanta Elena de Alicante.

Los promotores de la iniciativa estaban satisfechos por la gran acogida que ha tenido, ya que se han presentado cintas procedentes de Bétera (Valencia), Antequera (Málaga), Barcelona, La Rioja, Pontevedra o Lleida, además de numerosos colectivos de Alicante. Uno de ellos ha sido la residencia de la Generalitat Peña Rubia, de Villena, que presentó Sueños, un sugerente trabajo cinematrográfico en el que, como explicó el educador Jero Martínez, "cada uno de ellos planteó lo que quería ser en realidad y, al menos en cine, sus sueños se convirtieron en realidad". De esta forma los seis actores trasladaron en el vídeo sus confesiones más íntimas, sus deseos de convertirse en taxista, profesor, telefonista, limpiadora, albañil, o secretaria de oficina. "La experencia ha sido muy positiva para ellos, que han disfrutado como actores, y para nosotros, que hemos aprendido mucho y les hemos conocido mejor", confesó Martínez.

El objetivo de estos tres días de proyecciones, debates y conferencias es crear un "foro estable y permanente con el objetivo de compartir experiencias con otros centros que trabajan con medios audiovisuales y al mismo tiempo invitar a otra gente a que utilice estos medios, que son muy positivos y terapéuticos", agregó, por su parte,Francisco Galindo.

Los centros que han realizado experiencias de este tipo explican que no se trata sólo de grabar el vídeo, sino que el trabajo de confección del guión, del decorado y de los trajes son muy instructivos para todos. "Y los mejor es verse en la pantalla, un momento de protagonismo en el que comprueban el éxito de su trabajo", añadió Galindo. También hubo tiempo para trabajos profesionales como el dirigido por Julio Medem, fuera de concurso.

El premio a los mejores cortos que se concederán esta tarde será el Supermoskitón, el superhéroe de la parálisis cerebral, que es un singular muñeco protagonista de la serie Súbete al carro, un proyecto en el que trabaja el Centro Infanta Elena de Alicante, y cuyos protagonistas presentan discapacidades y logran ser felices.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de diciembre de 2002