Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOTICIAS | NOTICIAS | EL VIAJERO HABITUAL

Nuevas pistas en Aragón

Cinco estaciones de esquí aragonesas recibirán, en los próximos seis años, la mayor inversión realizada en la nieve en esa comunidad. Aramón, la sociedad recién creada para gestionar Cerler, Formigal y Panticosa, en Huesca, y Javalambre y Valdelinares, en Teruel, prevé invertir 216 millones de euros que situarán a esos centros entre los mejores de España.

Según los planes recién presentados por Aramón, el objetivo es duplicar la capacidad de las estaciones (actualmente, de 68.000 esquiadores) y el dominio esquiable, que con 154 kilómetros supone hoy el 20% del total del país. Buena parte de la inversión se la va a llevar la estación de Formigal, en el valle de Tena, que ampliará sus pistas hasta la frontera con Francia, ocupando el largo valle de Espelunciecha, cerca de El Portalet. Es probable que el invierno que viene esté abierta al esquí esta nueva zona, conectada con el valle contiguo de Anayet. El plan prevé unir los tres valles de Formigal con pistas azules, sustituir buena parte de los remontes, especialmente los que dan entrada a la estación, y además abrir zonas para debutantes.

Panticosa, en el mismo valle, creará más pistas para debutantes y mejorará sus sistemas de nieve artificial. Cerler, en Benasque, ampliará su dominio esquiable dentro de la zona de concesión con nuevas pistas y remontes (una de las ideas es sustituir los telesquís que suben hasta el Rincón del Cielo por un telesilla desembragable).

Javalambre y Valdelinares, en Teruel, también se harán más grandes. La primera tendrá pistas más difíciles (rojas y negras), y la segunda, pistas verdes y azules para debutantes que hoy no tiene.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de diciembre de 2002