Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

20 detenidos en Alicante por explotación de indocumentados

La Guardia Civil ha dado un nuevo golpe a la explotación de inmigrantes indocumentados en la provincia de Alicante. Los agentes, en una operación desarrollada en las dos últimas semanas en Almoradí (en el sur de la provincia), Callosa d'Ensarrià y Benitatxell (ambas al norte) han detenido a 20 empresarios que tenían contratados a 113 inmigrantes sin documentación en regla. En lo que va de año, han sido arrestados en Alicante más de 50 personas por este motivo.

La operación de la Guardia Civil tenía por objeto combatir la práctica, extendida en el sector agrícola y de la construcción, de recurrir a la contratación de extranjeros sin permiso de trabajo, sin darlos de alta en la Seguridad Social, y todo a cambio de bajos salarios y agotadoras jornadas laborales.

De los 20 empresarios detenidos, 18 son españoles, uno alemán y otro ecuatoriano. Seis pertenecen al sector de la construcción, 13 al de la agricultura, y uno al de servicios. Durante la operación, los agentes identificaron a un total de 443 trabajadores extranjeros, de los cuales 113 se encontraban en España de forma irregular. También fueron detenidos otros siete inmigrantes marroquíes, en este caso por usurpación de vivienda.

Todos los arrestados han sido puestos a disposición judicial. En el caso de los patronos, la práctica habitual de los jueces ha sido ponerlos en libertad con cargos por considerar que el delito que se les imputa no "crea alarma social" ni existe riesgo de fuga. A los inmigrantes se les abre expediente de expulsión en aplicación de la Ley de Extranjería.

La mayoría de las operaciones contra la contratación de inmigrantes sin documentación suficiente se han desarrollado en las poblaciones de la comarca de la Vega Baja y de las dos Marinas. En la primera de las zonas citadas, los empresarios detenidos han sido casi siempre del sector agrícola. En la comarca de las Marinas, en cambio, los empresarios acusados por contratar de forma irregular a trabajadores extranjeros pertenecen mayoritariamente al sector de la construcción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de diciembre de 2002