Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

El Madrid se dispara con Ronaldo

El Barcelona anuncia medidas para después de su partido contra el Newcastle -El Betis golea al Espanyol en Montjuïc en una cita con tres expulsados, entre ellos Joaquín -Osasuna da una lección a domicilio al Athletic -El Atlético gana con otro gol de Torres

Recién llegados de Japón, el Madrid y Ronaldo se incorporaron ayer a la Liga con una goleada de impacto en Mallorca, muy acorde, por otra parte, con su nueva condición de campeón del mundo y de mejor jugador, que de alguna manera les obliga a combatir la desgana con la que venían afrontando sus desplazamientos. Frente a un rival que parecía tocado por la gracia del fútbol, el Madrid vino a decir más o menos que se ha puesto a pensar en la Liga después de un largo tiempo de asueto.

Apelando a los principios básicos del fútbol, que aseguran que los grandes equipos empiezan con un buen portero y terminan con un mejor ariete, el plantel de Del Bosque alcanzó un resultado que en cancha ajena no se daba en el Madrid desde los tiempos de Hiddink, en 1998. Ronaldo reventó a Leo Franco con los dos primeros goles en una actuación que recordó la mejor versión del futbolista brasileño y Casillas desquició al Mallorca, impotente ante el punto de forma del portero, un chico con ángel.

Entre la bicicleta de Ronaldo y las manoplas de Casillas se coló Raúl, que contribuyó a un atracón de goles que, a buen seguro, será muy comentado entre sus contrarios. Y entre ellos, especialmente por la Real Sociedad, que defiende el liderato por un camino opuesto al del Madrid, con un admirable juego de equipo ante el que ya se pliegan factores tan decisivos como el azar y el arbitraje, tal y como se apreció el sábado en Sevilla. Menos encanto tiene el Valencia, pero su fiabilidad es absoluta. Así que sus rivales acaban rindiéndose.

Tampoco pierden comba el Celta y el Betis, que, por inmadurez, según dijo su entrenador, Víctor Fernández, se complicó un partido que le salió a pedir de boca en Montjuïc y que acabó ganando sin Joaquín, expulsado en una jugada bien tonta. Peor le van las cosas al Deportivo, que parece embrujado y no pasó del empate ante el colista.

Aunque para saco de golpes no hay otro equipo como el Barcelona, derrotado en Vallecas. No encuentra el Barça el punto de inflexión a su crisis y Gaspart y Van Gaal se presentan al partido europeo del martes, contra el Newcastle, en el mismo saco, sometidos al juicio sumarísimo de la hinchada del Camp Nou, que está a un paso de pedir cabezas ante la falta de soluciones. Igual de cansados parecen los jugadores, saturados ya de tanta táctica. Incluso los peores equipos disfrutan en un partido de algún momento de alegria. Todos menos el Barça de hoy día.

Por lo demás, la jornada se cerró con el triunfo del Atlético sobre el Valladolid en el partido número 700 de Luis Aragonés en la Liga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de diciembre de 2002