Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TOMÁS AFÁN | Premio Martín Recuerda de teatro

'Se está larvando un nacional patriotismo rancio'

Al actor y autor teatral Tomás Afán Muñoz (Jaén, 1968) se le amontonan las buenas noticias. La Junta de Andalucía le ha otorgado el cuarto premio de teatro Martín Recuerda por su obra Esencia patria (un relato español), una comedia retro futurista que parte de las convenciones del género negro y avanza con hechuras de esperpento cañí. Casi sin tiempo para digerir este galardón, Tomás Afán ha recibido también, por segundo año consecutivo, el premio Serantes, en Euskadi, por Parejas, un texto que aborda las relaciones interpersonales.

'En mis textos prima el humor pero, al mismo tiempo, todos tienen un componente social y un contenido ideológico muy importante', comentó ayer el escritor jiennense.

Ese humor, aderezado con una evidente carga ideológica, está presente también en Esencia patria (un relato español), el texto que le ha servido para ganar el cuarto galardón Martín Recuerda, con el que la Delegación de Cultura en Granada, La General y la Diputación granadina pretenden fomentar los textos teatrales. El premio, al que han concurrido 26 obras de toda la comunidad, está dotado con 6.000 euros.

La acción de la obra se enmarca en el siglo XXII o XXIII, pero con ambientes y texturas que parecen salidas del más rancio apogeo del régimen franquista. Con una entretenida mezcla de géneros y con el lenguaje ampuloso de aquella época, Afán crea una serie de personajes inspirados en El último de Filipinas y la España cañí, como un legionario desaparecido, una antigua estrella del toreo, una folclórica y un ex banderillero y traidor de la cuadrilla. Con todos ellos se urde una trama 'donde transitan conspiraciones judeo masónicas, cruzadas nacionales contra el rojo sedicioso y la pérfida albión, apariciones marianas y demás parafernalia nacional-patriótica', explica el autor jiennense.

Y es que, aunque se trate de una comedia ambientada en el futuro, Tomás Afán ha querido con este texto hacer una crítica a la España actual, donde, a su juicio, 'se está larvando un nacional patriotismo rancio'. Pone como ejemplo las polémicas surgidas con el homenaje a la bandera o las subvenciones del Gobierno a la Fundación Francisco Franco. 'Es un divertimento crítico y una crítica a la España patria', subraya Tomás Afán, que ha querido con este texto dar forma a una historia 'con una línea argumental que enganchara'.

La obra transcurre por escenarios imaginarios tan dispares como la Manila colonial de la dominación española; el Éxtasis Místico, un garito de vicio y perdición en los arrabales de Madrid; el estadio Santiago Bernabéu; el Palacio del Pardo; y el Valle de los Caídos, donde se desarrolla la última escena en la que se producen importantísimos descubrimientos en torno a la misteriosa desaparición del legionario y su relación con los entresijos del régimen político vigente en España.

Tomás Afán concurrió a este certamen bajo el seudónimo de Torcuato de Quilo. 'Me parecía significativo el juego de palabras que encierra el nombre, además del aroma que desprende con respecto a la España más castiza', manifiesta.

El premio se entregará en enero de 2003 en el Teatro Alhambra de Granada coincidiendo con la lectura dramatizada de la obra En el temblor de las niñas perdidas, de Francisco López Barrios, ganadora del certamen en su edición anterior.

El escritor jiennense se declara un enamorado de los autores del Siglo de Oro, desde Lope de Vega a Calderón y Moliére. Muchos de sus textos han sido estrenados por compañías de Andalucía, Euskadi y Canarias. En otros casos, Tomás Afán se convierte en autor y actor de sus propias creaciones, pues forma parte, junto a su compañera Carmen Gámez, del grupo La Paca, la compañía teatral más dinámica de Jaén. 'Disfruto en la soledad de mi habitación escribiendo textos teatrales, pero también disfruto en los escenarios', asegura.

Obras como La pasión de Johnny Magdalena (1992), un wester tragicómico, y las obras clásicas Pícaros (1997) y Esconded las gallinas (Que vienen los cómicos) (2000) han sido algunos de los textos estrenados por La Paca que, desde hace años, desarrolla también una campaña de animación al teatro por todos los colegios de la ciudad jiennense.

Otros premios ganados por Tomás Afán son, por ejemplo, dos ediciones del certamen de teatro breve Rafael Guerrero, de Chiclana de la Frontera (Cádiz), el certamen de teatro de Santa Cruz de la Palma, un accésit en el concurso de dramaturgos jóvenes andaluces (premio Romero Esteo) y fue finalista en el premio ASSITEJ de teatro, la entidad que aglutina la promoción del teatro para niños y jóvenes en España. Además, Tomás Afán es autor de otras publicaciones, como Todas las estatuas están fingiendo (1994), obra poética editada en la colección de Autores Noveles de la Diputación de Jaén, y la comedia en verso Teatrillos di versos (2001), editado por el Ayuntamiento de Bailén. También ha hecho incursiones en la televisión al ser el guionista de la serie London street, que la productora Azules Producciones Cinematográficas emitió en Antena 3.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de noviembre de 2002