Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:JUAN RIVAS | POP

Huracán tropical

Tras llamar la atención con el grupo Estereocéano, Juan Rivas se estrenó en solitario con Devenir del paraíso, un apasionante disco que tuvo la desdicha de coincidir con el fenómeno Operación Triunfo. Obviamente, con el indicador estético nacional en los abismos, no había hueco para propuestas novedosas como la del cantante gallego.

Conviene advertir que lo que hace Juan Rivas no es algo particularmente esotérico: reinterpreta estilos caribeños y brasileños con la última tecnología musical, una iniciativa muy común en el resto de Europa, que aquí está individualizada por unas historias imaginativas en las que no faltan ni sexo ni humor. En directo, Rivas defiende su repertorio con un ardor que recuerda al mejor Germán Coppini. Se presenta, claro, con un pequeño grupo para una música que -en un mundo perfecto- debería estar arropada por metales y coristas, pero suple esas carencias con el gran Pablo Novoa y otros músicos todoterreno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de noviembre de 2002