Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Arranca la gran patronal de 'pymes'

Tras 20 años separadas, Fomento y Pimec crean una nueva entidad de pequeñas y medianas empresas

La unión hace la fuerza y por eso las patronales Fomento del Trabajo y Pimec han puesto fin a una anomalía histórica: la convivencia, a veces tensa, de dos patronales de pequeñas y medianas empresas (pymes) en Cataluña, cuando en el resto de España opera la Cepyme como la única gran patronal de las pymes. La potencia de la nueva patronal se basará en que estarán afiliadas a ella 240.000 empresas. El 70% provendrán de Fomento y el resto de Pimec, aunque el nombre de esta última ha prevalecido para bautizar a la nueva patronal.

La unión de las patronales catalanas, pactada la semana pasada pero aún pendiente de la firma, ha tardado dos décadas. Sefes (hoy Pimec) se desgajó de Fomento del Trabajo en 1979 y se convirtió en una organización poderosa en la comarca del Baix Llobregat. En 1997 se fusionó con Pimec, una patronal que nació al calor del triunfo de Jordi Pujol en las elecciones de 1980.

La nueva organización actuará como la única voz de este tipo de asociaciones

En 1979, la bronca fue fenomenal en la sede de la patronal, en la Via Laietana de Barcelona, entre el entonces presidente de Fomento, Alfredo Molinas, y el escindido Baldo Tamames, que se fue con un grupo de fieles del Baix Llobregat a Sefes.

Ahora la nueva patronal, bautizada como Pimec (Petita y Mitjana Empresa de Catalunya), nace como el equivalente a la Cepyme en Cataluña, según ha explicado el presidente de Fomento del Trabajo, Juan Rosell. Eso significa que la Cepyme no actuará en Cataluña y en su lugar lo hará Pimec. Todo un recorrido que no ha sido fácil de resolver y que ha tardado no menos de dos años.

La cúpula de la nueva patronal estará ocupada por Josep González, presidente de Pimec, y por Eusebi Cima, de Fepime, la patronal de pymes de Fomento. El periodo de copresidencia será de un mandato; según se señala, tres años. Los estatutos, que se redactarán a partir de noviembre, resolverán este y otros flecos, como el reparto de las cuotas entre Fomento y Pimec. El secretario general de Fomento, Joan Pujol, dice que la mejor opción será repartir las cuotas de las empresas y asociaciones entre Fomento y Pimec.

Eusebi Cima es un patrón que trabaja en su empresa textil. En poco más de una década ha convertido la patronal Cecot, de Terrassa, integrada en Fomento, en la abanderada de las pequeñas y medianas empresas catalanas. A medio plazo, algunos le ven como futuro presidente de Fomento, aunque él no ha dado ningún paso y Joan Rosell será el candidato único a repetir en el cargo cuando en diciembre venza su mandato.

Josep González ha pasado en poco más de una década de directivo a empresario. Hace 10 años era un directivo de la empresa Furas, de la que es hoy es accionista mayoritario. La compañía pasaba un mal momento y los accionistas propusieron a los directivos adquirir la mayoría del capital. Furas, del sector de cables y conexiones eléctricas, superó la situación y hoy exporta la mayor parte de su producción.

En 1995, al frente de Sefes, convenció al presidente de Pimec, Agustí Contijoch, recientemente fallecido, de que las dos entidades debían fusionarse. Y desde entonces ha hecho crecer la patronal. Aun así, ha tenido que soportar para ella el despectivo nombre de gestoría, debido a su afán por convertirla en una institución que dé servicios a las empresas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de octubre de 2002