Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El arte desconocido

La restauración de una escultura de la Virgen del Rosario revela un error en su datación y aumenta su valor artístico

Tiene una policromía distinta en su manto y doscientos años más a sus espaldas. La imagen de la Virgen del Rosario o de Gracia, que se custodia en la iglesia de las Santas Justa y Rufina, en Orihuela, entronca con la tradición de Vírgenes Sagrario de Mallorca, cuyo arco cronológico se extiende entre los siglos XIV y XV. Los orígenes de la escultura eran inciertos y se atribuyeron inicialmente al Barroco. La confusión estaba motivada por su inclusión en un retablo del siglo XVII. Los trabajos de restauración han permitido determinar con precisión su edad aumentando su valor histórico.

Los trabajos de restauración que está desarrollando la Fundación La Luz de las Imágenes en Orihuela han arrojado ya varios hallazgos significativos. Según la coordinadora de las tareas de limpieza y adecuación de las obras, Fina Martínez, son cinco o seis las piezas que se han encontrado debajo de otras capas de policromía, un número bastante elevado que indica el esplendor cultural, artístico y económico que vivió la comarca de La Vega Baja durante los siglos XV, XVI y XVII.

La principal singularidad de la rica y prolija colección artística de Orihuela es su carácter desconocido. Se trata de obras que, en su mayoría, se han descubierto tras un minucioso trabajo de restauración y que hasta ahora permanecían ocultas bajo capas imperfectas de policromía que introdujeron grandes equívocos en su catalogación histórica. Por ello, Fina Martínez anticipa que la exposición Semblantes de la vida que se celebrará el año próximo en Orihuela será una muestra 'de grandes': 'Hablamos de piezas a las que no se les asignaba la transcendencia artística que han cobrado al descubrir su auténtica periodicidad', explica.

El alto porcentaje de descubrimientos imprevistos es el dato más insólito del proceso restaurador y la última sorpresa la ha deparado la escultura de la Virgen del Rosario o de Gracia que se encontraba confundida entre los elementos ornamentales y decorativos de un retablo del siglo XVII.

La intervención efectuada por los especialistas ha otorgado una novedosa imagen a la escultura y bajo la capa dorada que la recubría ha aparecido otro manto azul con estrellas y relieves en oro con forma de aves del paraíso. Se trata, según Martínez, de detalles relevantes ya que las técnicas artísticas empleadas remontan su origen al siglo XV, periodo en el que las escuelas valencianas reciben influencias bizantinas. Como otras obras que se escondían en un discreto segundo plano, camufladas tras las aportaciones realizadas por artistas contemporáneos, esta escultura ve notablemente incrementado su valor.

La Virgen está esculpida en pie, con el niño sobre el brazo izquierdo, y se baraja la hipótesis de que con la derecha sujetara un cetro o una flor, atributos que han desaparecido. La escultura viste una saya bajo la que asoman los pies con un calzado puntiagudo.

Con esta escultura son más de un centenar las obras de la diócesis de Orihuela-Alicante que se han restaurado de cara a la muestra Semblantes de la Vida. Los trabajos comenzaron a principios de año y tratan de 'respetar al máximo la composición originaria de la obra'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de octubre de 2002