Tres 'okupas' detenidos por destrozar en Valencia varias inmobiliarias y herir a uno de los propietarios

Agentes de la Policía Local detuvieron el martes al menos a tres okupas por destrozar varias inmobiliarias y herir al propietario de una de ellas, situada en la calle del Poeta Mas y Ros, en el distrito de El Marítim de Valencia. Los hechos ocurrieron entre las 19.30 y las 19.45, cuando cinco jóvenes, de estética okupa según la gerente del local, entraron en el establecimiento armados con barras de hierro y al grito de 'especuladores de mierda' destrozaron cristales, ordenadores y mobiliario. En el enfrentamiento, resultó herido el dueño, que sufrió una lesión en un ojo, un esguince cervical y una brecha en la cabeza que necesitó sutura.

Pero ésta no fue la única inmobiliaria atacada. Minutos antes, según fuentes de la Policía Local, cuatro jóvenes encapuchados irrumpieron en otra inmobiliaria, en la calle de L'Alger, y convirtieron en añicos las cristaleras, mesas y sillas del establecimiento. 'Fue visto y no visto. Entraron sin más, gritando 'fuera capitalismo' y empezaron a tirar los ordenadores contra el escaparate', explicó ayer la directora del local. Y agregó: 'Nunca antes habíamos tenido problemas con nadie, ni pintadas, amenazas o algo parecido. La verdad es que dentro de lo malo, los vecinos se portaron estupendamente porque salieron detrás del grupo que nos atacó y lo atraparon'.

Según los afectados, los incidentes afectaron al menos a cuatro establecimientos del sector, uno de ellos en el centro de la ciudad, que presentaron denuncia en el juzgado. El alcance de los daños materiales se desconoce. Las mismas fuentes señalaron que además de los ataques a las inmobiliarias, el grupo de jóvenes destrozó una oficina bancaria, prendió fuego a dos contenedores y a un vehículo. Desde la Jefatura Superior de Policía sólo se confirmó que se están investigando los hechos, sin precisar el número de detenidos. A las puertas de las dependencias se concentraron una treintena de okupas en la mañana de ayer en protesta por las detenciones.

Las víctimas de los ataques afirmaron que los autores pertenecen a movimientos okupas y que son parte del colectivo que fue desalojado en la mañana del lunes del interior de la finca en la que se proyecta la casa-museo del maestro Padilla, en la calle de Doctor Lluch, en el mismo distrito de El Marítim.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS