Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE madrileño expulsa al regidor de Humanes y le conmina a dimitir

La Comisión Ejecutiva de la Federación Socialista Madrileña (FSM) aprobó ayer por unanimidad reclamar a la dirección federal del PSOE la suspensión de militancia de Adolfo Álvarez Sojo, alcalde de Humanes. A la vez, el PSOE madrileño instó al regidor a que dimita y advirtió de que, de no hacerlo, respaldará una moción de censura contra él. La dirección de la FSM se ha apoyado en un informe de su Comité de Ética, según el cual 'Adolfo Álvarez Sojo ha mantenido un comportamiento, tanto público como privado, incompatible con el ejercicio de la militancia socialista'. El alcalde de Humanes, policía local en excedencia, está enfrentado a la mayoría de su propio equipo de gobierno, que lo tacha de 'personalista', y se ha visto envuelto en los últimos meses en diversos altercados, peleas y polémicas con vecinos de la localidad.

El pasado día 9, Álvarez Sojo destituyó a su primer teniente de alcalde, José Gómez, por sorpresa y en contra de la opinión de la dirección socialista. Tres semanas antes había sido acusado por varios testigos -entre ellos Lucía Guardia, concejal de la Mujer en el gobierno local- de participar, durante las fiestas del pueblo, en una pelea callejera en la que resultaron heridos dos jóvenes.

El pasado marzo, seis de los siete compañeros del regidor en el grupo municipal socialista, hartos de su modo 'autoritario' de ejercer el cargo, decidieron plantear una moción de censura contra él, pero el secretario general de la FSM, Rafael Simancas, paró la iniciativa en el último momento. Con Álvarez Sojo como cabeza de lista, el PSOE logró mayoría absoluta en las últimas elecciones.

La dirección socialista en Madrid quiso subrayar ayer, tras acordar la suspensión de militancia del alcalde de Humanes, Adolfo Álvarez Sojo, 'la significativa diferenciación que supone esta firme actitud del PSOE ante lo que considera comportamientos éticos irregulares, frente a la actitud del PP en Madrid en casos mucho más graves que se están dirimiendo en los tribunales'.

Se refería la FSM al caso funeraria, el juicio contra dos concejales -Antonio Moreno y Simón Viñals- y un diputado regional -Luis María Huete- del PP por la privatización de la funeraria de Madrid en 1993. El fiscal pide para todos ellos penas de cárcel. Sin embargo, no fue hasta el pasado 26 de septiembre, ya casi a las puertas del juicio, cuando el Partido Popular decidió -teóricamen-te a petición de los propios imputados- suspenderlos de militancia.

Además, la alcaldesa de Chinchón, Ana María Magallares, que dimitió la pasada semana en cumplimiento de una sentencia que la inhabilitó hace tres años por prevaricación, sigue siendo oficialmente del PP, que, eso sí, le presionó para que dejara el cargo una vez confirmada la sentencia por el Tribunal Supremo el pasado julio. Finalmente, el regidor de Torres de la Alameda, Francisco Acedo, también popular, ha sido acusado ante un juez por un ex concejal de su gobierno de intentar beneficiar a una empresa constructora a cambio de 300.500 euros.

El PSOE se felicita, por tanto, de haber actuado con 'rapidez' contra su alcalde en Humanes (municipio con 9.000 habitantes). Sin embargo, los concejales socialistas en esa localidad han tenido que esperar siete meses para lograr el respaldo de la dirección de su partido en su intento de desbancar al regidor.

Después de que seis de los siete ediles del PSOE (ocho contando con el alcalde) trataran en marzo de presentar una moción de censura contra él (paralizada por la FSM), Álvarez Sojo se vio implicado en dos graves altercados. En junio, fue acusado de atropellar con su coche a un policía cuando intentaba sortear una manifestación de agentes municipales; a finales de septiembre participó, según testigos, en una pelea callejera en la que sufrieron heridas un pinchadiscos y un empleado municipal, aunque él negó haberles agredido.

PP de Fuenlabrada

Por otra parte, dos concejales del PP en Fuenlabrada, Micaela Prieto y Victoria Rubio, anunciarán hoy que abandonan el grupo popular para pasar a constituir el Grupo Mixto. Prieto y Rubio cuestionaron el pasado julio la limpieza en las elecciones a presidente del PP en el municipio, puesto al que la primera de ellas aspiraba. Alfonso Caballero, que ganó aquellos comicios y que ejerce como portavoz popular en el Ayuntamiento (gobernado por el PSOE), opinó ayer que la decisión de las dos ediles se debe a que no han sabido aceptar los resultados, y les pidió que 'sean señoras' y renuncien a su escaño, obtenido con las siglas del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de octubre de 2002