Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU tilda de 'arbitraria' la propuesta del Gobierno para cerrar el acuerdo Hobetuz

La convocatoria de formación continua para 2002 de Hobetuz se ha cerrado ya definitivamente. Cada año se cierra más tarde y ahonda la brecha entre el sindicalismo nacionalista y el no nacionalista. La novedad de este ejercicio es que uno de los tres partidos del Gobierno vasco, IU-EB, ha descalificado el acuerdo que nace de una propuesta del propio Ejecutivo. IU ha tildado de "arbitraria" la proposición de Joseba Azkarraga (EA), consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social, y le ha acusado en un comunicado de buscar que "determinadas organizaciones sindicales no tengan derecho a participar en la gestión de los planes de formación.

La segunda parte de la convocatoria de Hobetuz destinará este año un total de 8.498.311 euros a los planes individuales de formación continua, aquellos abiertos a todos los trabajadores. Los sindicatos C OO y UGT se han opuesto a este acuerdo porque discrimina a sus centros de formación y favorece a los de formación reglada y a los de la patronal.

La primera parte de la convocatorio se aprobó el pasado 26 de septiembre y representa aproximadamente unos 18 millones de euros, que irán destinados a financiar los planes de formación de empresa, grupos y agrupaciones, la formación a la carta de las empresas. El partido que lidera el consejero de Vivienda, Javier Madrazo, se desmarcó de la postura del Gobierno del que forma parte y mostró su acuerdo con las tesis de UGT y CC OO: 'La formación continua de los trabajadores se deja a partir de ahora prácticamente en manos de las empresas y centros de formación profesional reglada'. Criticó también 'el empeño de algunos [en referencia a ELA y LAB] en que determinadas organizaciones sindicales no tengan el derecho a participar en la gestión de estos planes de formación, ya que son organizaciones que representan a una buena parte de los trabajadores'. En su comunicado, IU considera además 'preocupante comprobar que este hecho se produce en perjuicio de la acción sindical de dos sindicatos en concreto (CC OO y UGT)'. Así, muestra su voluntad de trabajar contra la 'hegemonía sindical artificial' y en favor de defender por 'igual' la acción sindical de todas la centrales.

En esta misma tesis incidió ayer el PSE. La parlamentaria socialista Maria Teresa Rodríguez Barahona acusó al Gobierno por su 'descarado partidismo sindical', al beneficiar a ELA y marginar a CC OO y UGT en la gestión de los planes de formación profesional continua. En un comunicado, Rodríguez Barahona dijo que la decisión que ha tomado Hobetuz es 'una muestra más de la influencia y del control crecientes que ejerce ELA sobre el Gobierno vasco'.

'Cada vez en mayor medida el Gobierno de Ibarretxe, en su afán de extender la hegemonía nacionalista al conjunto de la sociedad vasca, se muestra abiertamente beligerante con los sindicatos de clase, ajenos a las prácticas nacionalsindicalistas', indicó. Además, la dirigente socialista considera 'incomprensible' que el Ejecutivo autónomo apoye y beneficie a un sindicato como ELA, 'que está planteando abiertamente la ruptura del marco estatutario, contra la legalidad vigente'. Y asegur no entender que quien se quiere salir del marco es el que más se favorece de él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de octubre de 2002