Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álex de la Iglesia rinde homenaje a los secundarios del cine en '800 balas'

Sancho Gracia es un curtido especialista de 'westerns' en el filme, presentado ayer en Sitges

Hacía tiempo que Álex de la Iglesia buscaba la manera de declarar su amor por el cine en una película y lo ha conseguido en la sexta, 800 balas. El filme, que ayer se presentó en el Festival de Cine de Sitges, es, según su director, un reconocimiento a los especialistas, los técnicos, los secundarios..., en definitiva, todos aquellos profesionales que nunca ocupan los primeros lugares en los créditos. 800 balas, que recrea el trasnochado mundo de un grupo de especialistas de películas del Oeste en Almería, está protagonizada por Sancho Gracia, Ángel de Andrés López y Carmen Maura.

El equipo artístico al completo del filme acudió ayer a Sitges para apoyar 800 balas -que llega a las pantallas comerciales el viernes próximo-, con la que el propio Álex de la Iglesia debuta como productor. En la rueda de prensa posterior a la proyección de la cinta, el director de títulos tan rotundos como El día de la bestia y La comunidad explicó que eligió Almería para situar 800 balas no tanto porque quisiera emular los famosos spaghetti western que allí se rodaron en las décadas de 1960 y 1970, sino 'como un símbolo'. 'Almería fue en esos años uno de los lugares más importantes del mundo del cine, casi tanto como Hollywood', aseguró el cineasta bilbaíno, y continuó: 'Las personas que participaron en esos rodajes vivieron una circunstancia excepcional, alucinante, y nadie se ha preocupado de recordarlo. Algunos de esos secundarios, cuando se acabó Almería como set de westerns y películas de acción, abandonaron el cine, pero otros se refugiaron en la locura'.

Uno de estos últimos es en 800 balas el personaje de Julián Torralba, al que da vida Sancho Gracia, sesentón, perdedor, alcohólico y pendenciero, que fue en tiempos doble de Clint Eastwood y de George C. Scott. Abandonado por su familia y atormentado por la culpa de la muerte de su hijo, ahora es uno de los protagonistas de un espectáculo para turistas en un poblado del Oeste del que la industria del cine prescindió 30 años atrás.

De la Iglesia escribió el personaje de Julián para Sancho Gracia. 'Ése es el orgullo y el deseo de todo actor, que haya un director que escriba papeles para uno', señaló Gracia, y dirigiéndose al cineasta le dijo cariñosamente: 'Y si ese director es nuestro gordito particular, más aún'. De la Iglesia aseguró que 'Sancho y su personaje son realmente muy parecidos'. Él también, como Julián, 'quería hacerlo todo'. 'Al principio, me negaba', contó el director, 'pero tanto insistía que al final dije 'venga que lo haga', a ver si hay suerte y no le pasa nada grave'.

También el personaje de Laura, la nuera de Julián, que interpreta Carmen Maura, una ejecutiva obsesionada por alejar a su único hijo del ambiente en el que vive su abuelo, fue hecho a medida. Maura, que ya protagonizó La comunidad, aseguró, convencida, que 'siempre' acudirá a la llamada de Álex de la Iglesia.

El director tuvo el casting que quiso -Eusebio Poncela y Terele Pávez están asimismo en el cartel-, a excepción de Clint Eastwood, el mito de Julián de quien el especialista conserva un montón de recuerdos y un poncho 'que todavía huele a él'. 'Hicimos lo posible para que viniera', contó el director, 'incluso le enviamos una carpeta explicándole que toda la película era un homenaje a él, pero creo que ni siquiera le llegó'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de octubre de 2002