Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Federación aplaza un partido del Nàstic por recurrir éste a la justicia ordinaria

El club catalán tenía cerrado su estadio, pero un juez ha dejado en suspenso el castigo

La Federación de fútbol decidió ayer aplazar el partido de Segunda B del domingo entre el Nàstic y el Castellón, al conocer que la justicia ordinaria había suspendido de forma cautelar el cierre del estadio del club tarraconense, decretado por seis partidos la pasada temporada por el comité de competición. En contra de un precepto sagrado de la FIFA, que impide a los clubes acudir a los tribunales, el Nàstic optó por recurrir a esta vía. Con su medida, la Federación intenta evitar otros casos similares.

Un portavoz federativo justificó la medida 'para que terceros equipos no se vean afectados' y salvaguardar la competición de cualquier adulteración'. El Gimnàstic, después de que el Comité de Disciplina Deportiva confirmarse la sanción del cierre de su campo, con lo que agotaba la vía deportiva, acudió a la jurisdicción ordinaria, posibilidad que le otorgaba el auto al concluir: 'Contra la presente resolución cabe recurso contencioso-administrarivo ante el Juzgado de lo Central de lo Contencioso-Administrativo con sede en Madrid'.

El Gimnástic interpuso una demanda por esa vía y el juez decretó la suspensión cautelar del castigo. Según un portavoz de la Federación, 'no se puede impedir en nuestro país que el Nàstic recurra a la justicia ordinaria, pero la FIFA, una entidad deportiva de carácter privado, a la que está afiliada la federación, no permite ir a los tribunales ordinarios de justicia para resolver conflictos competicionales. Otra cosa diferente son los asuntos penales o laborales, en los que sí se permite esa vía jurisdiccional'. Según dicho portavoz, el club tarraconense, si mantiene su demanda, puede ver retirada su licencia federativa por parte de la FIFA.

La federación facilitó anoche un comunicado en el que señala que 'visto el oficio del Comité Español de Disciplina Deportiva fechado el 27 de septiembre con el que se adjunta copia del auto dictado al parecer el 24 de ese mes por el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 9 de los de Madrid en el cual se dispone 'que debía mantenerse la suspensión de la sanción al Gimnàstic impuesta por resolución del 16 de septiembre y acordada por auto del 19', esta federación resuelve que se aplace el encuentro Gimnàstic-Castellón. La nota federativa añade que, 'por ser el primero de los partidos afectados por la sanción', el partido se disputará a partir de la fecha en que haya una sentencia firme del recurso del club catalán.

La federación, presidida por Ángel María Villar, ampara su posición en el artículo 65.a de sus estatutos, en el que se señala que le corresponde 'suspender, adelantar o retrasar partidos y determinar la fecha y, en su caso, lugar de los que, por causa regalmentaria, razones de fuerza mayor o disposición de la autoridad competente, no puedan celebrarse el día establecido en el calendario'.

El Gimnàstic, por su parte, mostró ayer su 'sorpresa y estupor' por el acuerdo de la federación. El presidente del club tarraconense, Josep María Andreu, aseguró: 'El 22 de septiembre, con el recurso presentado, jugamos en nuestro campo con el Alicante porque la federación nos dijo que lo podíamos hacer dada la sentencia del juez'. En una nota del club se añade; 'Tampoco se entiende que una decisión judicial pueda no ser tomada en consideración, pues el aplazamiento es una clara forma de desobediencia a la autoridad judicial'. También se informa que el club dará hoy traslado del acuerdo de la federación al juzgado porsi considera que vulnera su defensa judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de octubre de 2002