Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ibex 35 sube un 4,5% mientras el Dow Jones vuelve a sufrir pérdidas

Las bolsas europeas suben con fuerza y Wall Street se desinfla al cierre

La excelente evolución de Wall Street en la víspera y las encuestas que ponen en entredicho la victoria de Lula da Silva en Brasil sirvieron ayer de apoyo para que la Bolsa española se anotase una subida del 4,58%, la cuarta mayor del año, mientras los mercados europeos subían generosamente. Wall Street vivió una sesión de más a menos y al cierre el índice Dow Jones cayó el 2,3%, complicando la apertura de hoy.

La Bolsa española no se quedó sola y participó en el festival alcista que vivieron los mercados mundiales. Además, fue la anfitriona, ya que logró salir del mínimo anual marcado el pasado martes con una subida del 4,58% en el índice Ibex 35, que se redujo al 4,02% para el indicador de la Bolsa madrileña. París ganó el 3,97%, Londres el 2,84% y el mercado alemán el 2,15%.

El alza se concentró también en los grandes valores del mercado. El Santander Central Hispano lideró las alzas con un 9,02%, Telefónica subió el 6,7%, para volver al entorno de los ocho euros por título, y el BBVA se anotó una ganancia del 5,41%. Revalorizaciones de mucho peso que permitieron tamañas ganancias en los índices.

También los inversores atendieron a algunas encuestas que apuntan al candidato brasileño José Serra como vencedor de las elecciones que este país celebra el próximo domingo. Estos sondeos entran dentro de lo intangible, pero los inversores españoles tuvieron una referencia más concreta en la recuperación del real y en la mejoría de la Bolsa brasileña. La subida se produjo desde primera hora de la mañana, tras recoger el testigo alcista de Wall Street en la víspera. En Europa se conoció una batería de datos que podrían calificarse de moderadamente positivos, después del aluvión de malos resultados y pronósticos hechos públicos en las últimas semanas. Ligera mejoría de la confianza entre los consumidores europeos, aunque sigue mostrando mayor debilidad la correspondiente al sector industrial.

Confianza europea

Con todo, la confianza económica mejoró dos décimas en la Unión Europea, mientras que los precios industriales crecieron el 0,1% en línea con lo esperado por los analistas. También la tasa de paro, situada en el 8,3%, se mantuvo en los niveles previstos. Una batería de indicadores que muestran flojedad pero que no abundaron en el pesimismo reinante en estas economías.

La Comisión Europea destacó que mientras los sectores industrial y de comercio al por menor registraron caídas significativas, los que reflejan la confianza de los consumidores y del sector de la construcción mejoraron.

En el mundo de la empresa, las novedades fueron de diversa índole. Al principio de la sesión se cotizó según las buenas previsiones que anunció la firma de informática Dell Computer. Una subida que arrastró a valores como Alcatel, mientras que France Télécom realizó cambio de presidente (Thierry Breton), que ha anunciado propósito de enmienda: encargará inmediatamente una auditoría sobre las cuentas de la operadora.

Deutsche Telekom subía más del 4% después de anunciar el despido de 14.000 trabajadores durante el próximo ejercicio, en un plan que recortará la plantilla en 30.000 trabajadores.

Desde Estados Unidos llegaron noticias más preocupantes respecto a la marcha de las compañías. Dos grandes firmas del sector de la energía y la química, Dow Chemical y British Petroleum, han revisado a la baja sus estimaciones de resultados para el trimestre recién concluido por las subidas registradas en el sector petrolífero y la meteorología.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de octubre de 2002