Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guipúzcoa aprueba el martes los peajes viales sin que se discutan en pleno

Tras 18 meses de polémica, nacionalistas y PSE aprobarán el canon en una comisión

Las Juntas Generales de Guipúzcoa agotarán el próximo martes el debate político sobre las nuevas tarifas para circular en las autopistas Bilbao-Behobia (A-8) y Eibar-Vitoria (A-1) a partir de 2003. Tras un año y medio de polémica, la aprobación definitiva de los peajes se resolverá, por acuerdo de EA-PNV y el PSE, en la Comisión de Hacienda y sin pasar por el pleno, como prevé el Reglamento de la Cámara en proyectos que no traten materias importantes.

Los nuevos peajes están vistos para sentencia. El debate político más importante de este mandato, que ha desatado una larga y encrespada discursión entre el Gobierno foral (EA-PNV) y la oposición, escenificará su último episodio en la Comisión de Hacienda y Presupuestos de las Juntas y no en el marco ordinario de un pleno provincial.

Nacionalistas y socialistas cerraron un acuerdo sobre las autopistas que incorpora también un pacto para salirse del cauce habitual para ratificar la norma foral que regulará el nuevo canon desde 2003. Su aprobación definitiva se consumará en una comisión, y no en el pleno. Este procedimiento está previsto en el Reglamento de la Cámara provincial (artículo 104.1) para los proyectos y proposiciones 'que no traten de materias de especial importancia de orden general'. En estos casos, las comisiones reciben por delegación de la Comisión Permanente 'competencia legislativa plena', lo que excluye la tramitación ordinaria a través del debate plenario.

El Partido Popular ha criticado este proceder porque supone 'un atropello' con el que EA-PNV y los socialistas pretenden 'hurtar a los guipuzcoanos el debate del canon de las autopistas, temerosos del amplio rechazo que este asunto suscita entre los ciudadanos', según asegura el juntero popular José Luis Arrúe.

Los nacionalistas replican que las posiciones de cada uno son suficientemente conocidas por los guipuzcoanos ya que el debate sobre el precio de las autopistas se ha prolongado 18 meses y ha requerido incluso de la creación de una ponencia para estudiar la financiación de las carreteras guipuzcoanas.

Precios

Esta ponencia acordó a mediados de julio pasado, gracias al pacto entre la Diputación y el PSE-EE, establecer un canon de uso en la A-8 a partir del 6 de junio de 2003, fecha en la que termina la concesión privada, y un peaje blando en la A-1 a partir de su apertura, prevista a comienzos del año que viene en el tramo entre Eibar y Bergara.

El canon de la Bilbao-Behobia costará 0,07 euros (11,5 pesetas) por kilómetro, frente a los 0,11 euros actuales para los vehículos ligeros, y el doble para los camiones. De San Sebastián a Bilbao costará siete euros.

Los socialistas exigieron la aplicación de descuentos a los usuarios habituales, que se beneficiarán de rebajas del 25% si realizan de seis a ocho viajes y del 75% si superan los 20 pasos. En la Eibar-Vitoria se establecerá un peaje de 0,08 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de septiembre de 2002