Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comité de ética del PSOE propone expulsar a dos concejalas de Alicante

El comité federal de ética del PSOE, que preside Ricard Pérez Casado, intervino ayer en la crisis que atraviesa el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento. El comité reprobó el comportamiento y la actitud de las concejales María Francisca Benabent y María Elena Contreras, al tiempo que plantea su expulsión inmediata de la agrupación. En la misma línea, los miembros de este comité de ética tildaron ayer de 'inmoral e indigna' para el socialismo la actitud de estas dos concejales enfrentadas, que sellaron hace tres años un contrato privado para repartirse el sueldo de la dedicación exclusiva que le correspondía a una de ellas.

La decisión del comité federal de ética contrasta con la lentitud con que el PSPV aborda el tema. La dirección valenciana mantiene abierto un expediente a Benabent por su comportamiento, aunque todavía no lo ha resuelto, y está pendiente de remitir a la sede del PSOE en Madrid un amplio informe con los detalles del enfrentamiento y el comportamiento de estas dos concejales.

La falta de diligencia de la agrupación local que dirige Ángel Franco y de la ejecutiva del PSPV, con Joan Ignasi Pla al frente, para resolver este enfrentamiento entre las dos ediles en el grupo municipal, obligará a que la ejecutiva federal, que preside José Luis Rodríguez Zapatero, tome una decisión. En la sesión del próximo lunes podría adoptarse una resolución sobre este tema, según anunciaron ayer fuentes de la sede socialista de la calle de Ferraz.

El detonante de la crisis interna del grupo municipal se produjo esta semana cuando una de las ediles implicadas, María Elena Contreras, renunció a su acta de concejal a raíz de una sentencia que la obliga a devolver 13.469 euros a su compañera de grupo, la concejal María Francisca Benabent, quien la llevó a los tribunales por no cumplir el contrato privado que firmaron ambas en 1999 para repartirse el salario de una de las dedicaciones exclusivas del grupo municipal.

El candidato a la alcaldía, Blas Bernal, mostró ayer su preocupación por esta situación que les impide centrarse en la labor de oposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de septiembre de 2002