Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Testimonio

Soy director del Centro de Salud de Ciempozuelos. El 19 de septiembre se formuló una petición de ambulancia programada para el día 20-9-02 a las 8.00 (hora en que se debería recoger a un paciente y trasladarlo al hospital Doce de Octubre). Tras siete u ocho llamadas telefónicas al centro de coordinación de ambulancias, siempre me respondían lo mismo: 'Ya está en camino'. Ha llegado la ambulancia a las 11.15 horas. ¿Se imagina los insultos, injurias y amenazas que hemos recibido del paciente? Al final he optado por hablar personalmente con el coordinador jefe del servicio y me responde pasivamente que tiene aceptado por el Servicio Regional de Salud una demora de dos horas por servicio. El retraso ya viene a ser una práctica habitual, ¿hasta cuándo? ¿Esperarán a que agredan a algún administrativo/a o celador/a para poner los medios? Hasta que den una solución, le ruego al consejero de Sanidad que pongan vigilantes en los centros de salud de nuestra Comunidad; yo vengo a llevarme el pan de mis hijos, no a llevarme la nariz partida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de septiembre de 2002