Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mil personas exigen que no se urbanicen las salinas de Calp

Mil personas se manifestaron ayer por las calles de Calp (Marina Baixa) para reclamar la paralización del proyecto de urbanización del entorno de las salinas, el denominado el Plan Saladar.

La manifestación, convocada por la Asociación Cultural y Ecologista de la ciudad, contó con la presencia del secretario de Administraciones Públicas del PSPV, Antoni Such, y el secretario general de la ejecutiva comarcal socialista, Vicent Font, así como el diputado en las Cortes de Esquerra Unida Joan Antoni Oltra.

Al término de la manifestación se le leyó un manifiesto en el que se recordó que el colectivo ha recogido 6.000 firmas para detener la actuación urbanística y exigir que el paraje sea protegido mediante su calificación como parque natural. La marcha partió a las 12.30 de la plaza de la Constitución, a unos 50 metros del Ayuntamiento, en dirección a la plaza de Colón, frente al paseo marítimo.

Uno de los responsables de asociación organizadora, Jaime Ripoll, dijo a Efe que no se está en contra del crecimiento de la ciudad, aunque sí que se haga de forma 'incontrolada e ilógica'. Frente al proyecto de urbanizar el entorno de las salinas, la Asociación Cultural y Ecologista de Calp propuso el diseño de un plan alternativo del saladar, que tendría como punto de salida la inclusión de las salinas dentro del perímetro de protección del Parque Natural del Penyal d'Ifac. También se contemplaría la repoblación del entorno con plantas autóctonas, y la presencia de monitores para la vigilancia y el estudio de la avifauna por parte de los más jóvenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de septiembre de 2002