Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles, los europeos que más cambian de banco

A pesar de la uniformidad de los europeos en algunos aspectos, el comportamiento bancario todavía es un signo de diferenciación. Los inversores españoles cambian de banco con más frecuencia que el resto de los europeos, pero, a cambio, son los que más confianza tienen en los asesores financieros, incluso aunque no le ofrezcan productos de otras compañías, según un estudio de NFO Infratest, compañía dedicada al marketing de información y asesoramiento en investigación.

Lo que más diferencia a los inversores británicos es que tienen una mayor predilección por invertir en acciones y son los que utilizan mayor número de bancos por término medio. También muestran una gran desconfianza hacia los asesores que ofrecen sólo sus propios productos y no de terceras entidades financieras.

Comparados con éstos, los inversores alemanes son los más precavidos y reticentes al riesgo y se mueven con gran precaución financiera. En Francia, los inversores son los que más delegan sus decisiones financieras y prefieren realizar inversiones colectivas, como los fondos de inversión. Los ahorradores italianos son los más dispuestos a entrar en operaciones arriesgadas y los que están más dispuestos a trabajar con un banco extranjero.

En cuanto las tipologías del cliente, este estudio -que se ha realizado con 4.400 entrevistas-, destaca que el 15% de los europeos se consideran clientes satisfechos con la entidad con la trabajan; el mismo porcentaje se califican como 'inseguros e insatisfechos'; el 22% son individuos que delegan y el 19% clientes fieles.

El exigente, 'que es un inversor arriesgado y supone el mayor desafío para una institución financiera', alcanza el 17% de la muestra. Estas personas creen que 'un asesor no puede ser realmente objetivo a menos que también ofrezca productos de otras instituciones'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 2002