Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Sardá inicia la sexta temporada de 'Crónicas marcianas' con el ánimo de conservar el liderazgo

'Hacer el programa que el público desea pero como nosotros queremos'. Ésta es la receta que Javier Sardá aplica a Crónicas marcinas, consciente de que su fórmula 'puede gustar o no, pero técnicamente, como programa diario, es bueno'. El periodista catalán inicia hoy (24.00) la sexta temporada en Tele 5 con una mezcla de periodismo, espectáculo, actualidad, humor y provocación. El resultado es 'un programa progresista, sobre todo si se tiene en cuenta de dónde proceden las críticas'.

Sardá se plantea cómo conseguir los mejores resultados con el mejor producto 'dentro del registro de un programa de entretenimiento', y recalca que su interés es 'no sólo la audiencia, sino fascinar a la gente' y 'jugársela cada noche'. Admite que su obsesión por la audiencia no es patológica sino 'inherente' a su trabajo. 'Es algo que obsesiona a la televisión, a los periódicos, a la radio y a todos los que hacen un producto con vocación de alcance'.

Crónicas marcianas arranca esta temporda con una renovación de su ejército de colaboradores. Algunos de los hasta ahora habituales habitantes del planeta marciano -Galindo, Mariano Mariano, el conde Lecquio- abandonan y entran otros, como Pablo Sebastian, el pianista de Cine de barrio; Rocío Madrid, presentadora del canal Operación Triunfo, o la pitonisa Lola. Sobreviven el provocador Boris Izaguirre y el polifacético imitador Carlos Latre, entre otros. No faltará una mesa del corazón ni un foro sobre la cuarta edición de Gran Hermano.

Con más de 800 programas a sus espaldas, 'Crónicas marcianas no es sólo líder en su franja horaria. También lo es en cuanto a dinamismo, ironía y capacidad de inventar cada noche una historia', subraya el director general de contenidos de Tele 5, Manuel Villanueva.

Casi uno de cada tres televidentes se ha enganchado al show de Sardá en la última temporada. Crónicas marcianas obtuvo una media de audiencia de 1.793.000 espectadores y una cuota de pantalla del 31,3%, según los datos de la cadena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de septiembre de 2002