Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos del barrio de Astilleros exigen inversiones a Teófila Martínez

Las comunidades de vecinos del barrio de Astilleros de Cádiz, que se constituirán en breve en asociación vecinal, han enviado un escrito a la alcaldesa, Teófila Martínez, en la que le expresan su 'profundo malestar' por las carencias que padece esta nueva zona de la capital gaditana.

Los residentes critican la falta de equipamientos básicos, como el alumbrado público, la señalización viaria y las zonas verdes. También consideran escasos los servicios de basuras, retirada de escombros y vigilancia policial.

El portavoz vecinal Carlos Martín, futuro vicepresidente de la asociación de vecinos de Astilleros, criticó igualmente que los propietarios de las nuevas viviendas construidas en los últimos años pagan impuestos 'muy elevados' para los servicios que reciben. 'Hay un descontento generalizado por el abandono al que nos han sometido', lamentó.

Asimismo, criticó que Martínez no haya atendido las numerosas peticiones vecinales y que, al mismo tiempo, esté reclamando inversiones a la Junta de Andalucía en unas 80 barriadas marginales en Andalucía. 'Lo que no se puede es estar diciendo que otros organismos, como la Junta, no hace las inversiones que les corresponderían, cuando uno mismo, el gobierno local y la alcaldesa, no hace las inversiones previstas y necesarias', lamentó.

Los vecinos recibieron ayer el apoyo del PSOE. El portavoz municipal socialista, Juan Ortuño, afirmó ayer que Teófila Martínez 'cae en una clara contradicción al exigir a Manuel Chaves lo que ella no cumple en barrios de Cádiz que además han generado elevadas plusvalías'. 'La gestión del PP en la ciudad de Cádiz no puede ser modelo para Andalucía porque está preñada de ineficacia y errores', dijo.

Ortuño calificó de 'inconcebible' que el gobierno local, del PP, no haya terminado la urbanización completa de los terrenos de Astilleros. 'El urbanismo que practica Martínez se olvida de la parte pública y sólo se preocupa de la obtención de plusvalías para sanear las cuentas municipales y no para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos', concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de septiembre de 2002