Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una niña de 10 meses, hallada en un descampado de Fuenlabrada

La pequeña ingresó ayer en el centro de acogida de Hortaleza

Una niña de 10 meses fue encontrada ayer por un vecino de Fuenlabrada que, como todas las mañanas, salió a pasear a su perro por un descampado próximo a la estación de Renfe de La Serna. La pequeña, de raza negra, se encontraba en buen estado de salud aunque fue trasladada al hospital Severo Ochoa para un examen médico. Por la tarde ingresó en el centro de primera acogida que el Gobierno regional tiene en Hortaleza.

Eran las diez de la mañana cuando José Luciano Alfayate, de 40 años, salió a pasear con su perro por un descampado frente a su domicilio, en el número 1 de la calle de Navarra, de Fuenlabrada. Lo que menos podía imaginarse este vecino es encontrar a una pequeña abandonada. Aunque fue su perro el primero en advertir a su dueño de que algo pasaba. 'En un momento del paseo, el animal se quedó fijo en un punto, luego corrió y comenzó a ladrar. Cuando José se acercó para ver lo que había causado la irritación del perro,comprobó que se trataba de la niña', explicó Emilio López, un vecino testigo del descubrimiento.

La pequeña llevaba un vestido de color crema y una cazadora. 'Estaba muy bien, sin síntomas de desnutrición ni deshidratación. Es una pequeña muy guapa de cara, tenía un biberón en el bolsillo, iba muy bien peinada e incluso tenía pendientes', explicó uno de los policías que acudió al lugar tras ser alertado por los vecinos.

La niña, de 10 meses, estaba tranquila y no presentaba signos externos de enfermedad. Los vecinos pudieron comprobar que ya le habían salido sus dos primeros dientes en la encia superior. En su frente se observaba la picadura de algún insecto.

El vecino de Fuenlabrada que la encontró decidió llevársela a su casa a la espera de que llegaran los servicios médicos. 'Posiblemente se haya hartado de llorar, pero mientras estuvo en la casa estuvo tranquila, incluso le ofrecieron comida y la rechazó. Era curioso ver cómo la pequeña pasaba de brazo en brazo y no lloraba. No me importaría quedarme con ella', cuenta Emilio López. La niña fue trasladada poco después al hospital Severo Ochoa donde se le realizó un exhaustivo examen médico, en el que no se le apreció ningún problema. La Consejería de Servicios Sociales del Gobierno regional fue informada del caso e inmediatamente iniciaron los trámites para hacerse cargo de su tutela. A las cinco de la tarde, la niña ingresó en el centro de primera acogida de Hortaleza, donde permanecerá a la espera de que alguien la reclame. 'Lo normal es que no se interese ningún familiar por ella', explicó ayer un portavoz de Servicios Sociales, 'todo apunta a que se trata de un caso claro de abandono'.

'Cuando se cumplan los plazos previstos, la pequeña será dada en adopción. No creemos que esté mucho tiempo en este centro, ya que la lista de espera es muy larga, y un bebé de 10 meses es muy deseado por los futuros padres adoptivos'.

La policía investiga de dónde pudo llegar la pequeña tras la aparición de un billete de cercanías en uno de los bolsillos de su cazadora. En el tique está reflejado que fue adquirido a las nueve de la noche del viernes día 13 en la estación de Alcalá de Henares y que el destino era Fuenlabrada. La niña fue hallada en un descampado, a unos 450 metros del apeadero del tren.

José Luciano y su esposa, Polonia, se quedaron ayer desconsolados en su casa de Fuenlabrada cuando se llevaron a la niña. Ellos llevan mucho tiempo esperando ser padres. 'Él lloraba', relató un vecino, 'unos abandonan a los niños y otros los desean'.

Ayudas oficiales

La Consejería de Servicios Sociales hizo ayer un llamamiento para que la situación de abandono sufrida por la niña aparecida en Fuenlabrada no se repita. 'Están disponibles todos los centros municipales de servicios sociales. Y, además, el Instituto Madrileño del Menor y la Familia está preparado para hacerse cargo de los niños. No es ningún delito dejar a un bebé en un centro porque sus padres no puedan o quieran hacerse cargo de su cuidado. Nadie tiene que temer nada, pero es necesario preservar a los pequeños por eso hacemos este llamamiento. Hay centros donde dejar a los menores, no hay que dejarlos en la calle', explicó ayer un portavoz. Las personas que quieran informarse sobre la entrega de un bebé o las ayudas de Servicios Sociales pueden llamar al teléfono del Instituto Madrileño del Menor y la Familia (91 580 36 15) o acudir a Gran Vía, número 14, o a cualquier centro social municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de septiembre de 2002

Más información